Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un mar de 3.000 kilos de basura

Buceadores de los clubes Pastinaca y Telamón recuperan de la punta del Muelle Comercial gomas, carritos de compra, plásticos, baterías de barco, nasas y cartones

17

Limpieza del fondo marino de Arrecife

En Arrecife hay otros arrecifes, el sumergido que nadie ve y que se alimenta de residuos de lo más variopinto: carritos de supermercado, radiocasetes, gomas y asientos de vehículos, baterías de barco, hierros, botellas de cristal, envases de cartón, platos, vasos y cubiertos de plástico y nasas oxidadas son algunas de las basuras que llegan hasta los alrededores del Muelle Comercial.

Buceadores del Club de Actividades Subacuáticas Pastinaca en colaboración con otros voluntarios han ido reuniendo a lo largo de todo este año, en dos inmersiones mensuales, unos 3.000 kilos de un mar de desechos sólidos que ayer fueron recuperados del fondo, a la altura de la punta del Muelle Comercial, hasta llenar casi tres bandejas de obra. La actividad, en la que también participaron submarinistas del Club Telamón, ambos de Arrecife, es la extracción anual que lleva a cabo Pastinaca con la financiación del Cabildo de Lanzarote y la colaboración del Ayuntamiento de Arrecife. Telamón prestó una zodiac y un barco la Escuela de Pesca. Unos 50 buceadores tomaron parte de esta acción, que según el Ayuntamiento de Arrecife encabezó el lema Por una marina libre de plásticos y residuos contaminantes.

Pastinaca lleva desde el año 1995 haciendo limpiezas submarinas. "Cada año recuperamos más porque se acumula la basura histórica, que data de los años de construcción del muelle [el Muelle Comercial o Grande se inauguró en 1920] cuando los barcos venían y no había ningún tipo de concienciación y botaban la basura por la borda, y los residuos procedentes de las macrofiestas que se hacen junto al litoral como las ferias de la tapa o el Festival Arrecife en Vivo, con vasos, cubiertos y platos de plástico que se dejan encima de la barra y luego el viento arrastra hacia el mar", aseguró Félix Viña, presidente de Pastinaca.

Viña hizo hincapié en la protección de la que goza la marina de Arrecife por las aves que la habitan y también por la reproducción de otras especies como el tiburón ángel o angelote.

A su vez, la marina de Arrecife es la única localización conocida en todo el Archipiélago canario de la Nanozostera noltii, conocida también como la seba.

"Tratamos de concienciar de que el mar no es un vertedero", advirtió Viña.

Por su parte, el presidente de Telamón lamentó que "aún tengamos que sacar tanta basura porque ello significa que la gente continúa tirándola al mar".

La bióloga Teresa Moreno explicó que "la basura más antigua está asimilada por los organismos y hace de arrecife para distintas especies, pero también hay mucha basura nueva y contaminante que hay que evitar lanzar al mar".

Con las basuras, detalló Moreno, "sale pegada mucha vida, como estrellas de mar y gusanos tubícolas, por lo que cuanto más antiguos son los residuos habría que rescatar esa vida y devolverla al mar".

Pastinaca ha retirado en los últimos 23 años toneladas de desechos en las campañas de limpieza que de forma desinteresada ha realizado en Arrecife, Costa Teguise, Tías y la Reserva Marina del Archipiélago Chinijo.

Asimismo, ese club capitalino es el responsable de la creación en Arrecife del mayor espacio de la Isla libre de erizos Diadema, que forman blanquizales o desiertos submarinos, lo que ha dado pie a que la vida resurja en arenales, pedregales y cantiles donde la recuperación del medio marino ha sido una realidad. Esos pequeños oasis de vida en el litoral favorecen la práctica de actividades como la pesca y el buceo.

Compartir el artículo

stats