Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relojero para dobles campanadas

Jesús López-Terradas, uno de los responsables del mantenimiento del reloj de la Puerta del Sol, destaca que las campanadas canarias de fin de año en Madrid serán históricas

Carmen Rosa Márquez, Jesús López-Terradas, Jesús Machín e Isaac Castellano, ayer junto a la iglesia de Tinajo, donde se encuentra el reloj solar de 1851.

Carmen Rosa Márquez, Jesús López-Terradas, Jesús Machín e Isaac Castellano, ayer junto a la iglesia de Tinajo, donde se encuentra el reloj solar de 1851. LP / DLP

"Vamos a contemplar una cosa única en España y en el mundo". Jesús López-Terradas, uno de los relojeros encargados del mantenimiento del reloj de la Puerta del Sol de Madrid mostraba ayer su satisfacción por ser uno de los artífices de un momento histórico: dar las campanadas de fin de año por partida doble. La decisión del Gobierno de Canarias de llevar hasta Madrid las campanadas de fin de año para reivindicar el huso horario del Archipiélago obligará al reloj más famoso de España a atrasar sus agujas hasta el horario canario minutos después de que en la Península hayan celebrado la entrada de 2019.

López-Terradas,que ayer visitaba el reloj de sol de la iglesia de Tinajo, considerado el segundo de estas características más antiguo del Archipiélago, destaca la complejidad técnica que deben efectuar para ajustar el reloj madrileño al huso horario canario el próximo 31 de diciembre."Se trata de una acción complicada que requerirá de una máxima precisión y coordinación por parte de mis compañeros", afirmó. Exactamente, "serán 4 minutos y 35 segundos los necesarios para realizar esta tarea, ya que hay que retroceder todas las esferas laterales que componen el reloj y accionar el mecanismo, además de la bola, que solo se cuelga en Nochevieja", añadió.

El proceso que deberá repetirse por partida doble comienza 28 segundos antes de que den las doce cuando cae la bola dorada del reloj. A falta de 20 segundos empiezan a sonar los cuartos y a las doce en punto es la primera campanada. Y cada tres segundos las once restantes. "Y una hora después haremos lo mismo", afirma López-Terradas que desde 1996, a través de la empresa Relojería Losada, se encarga de su mantenimiento.

Acompañado del consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano; el alcalde de Tinajo, Jesús Machín; la consejera de Patrimonio Histórico y Educación, Carmen Rosa Márquez; y el párroco del municipio, Juan Antonio Artiles, Jesús López Terradas, destacó el valor de conservar en tan buen estado relojes como el de Tinajo, "que nos muestran cómo se ha medido el tiempo a lo largo de nuestra historia y son parte de nuestro patrimonio y de nuestra cultura".

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes manifestó que "Jesús será uno de los protagonistas de esta Nochevieja única para el Archipiélago". "Por primera vez en la historia, las manecillas del emblemático reloj de la Puerta del Sol se retrasarán una hora para que coincida con el cambio de año de nuestra tierra. Sin duda, esta Nochevieja Canarias da la campanada", afirmó.

Para Isaac Castellano, "de la mano de Jesús, nos convertiremos en los grandes protagonistas de esta Nochevieja, un día clave en el que podremos mostrar la riqueza y diversidad que ofrecen nuestras ocho islas, cada una con sus propias singularidades. Nuestro patrimonio, nuestra cultura y nuestra gastronomía", remarcó, "estarán muy presentes en este cambio de año y haremos gala de poseer el mejor clima del mundo, ofreciendo además unas hermosas playas que se pueden disfrutar en pleno invierno".

La familia de Jesús López Terradas también ha querido formar parte de esta iniciativa. Su hijo, su nuera y su nieta han participado en la campaña de testimonio Mi campanada por? En su caso, por las nuevas generaciones.

Compartir el artículo

stats