Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Antonio Betancor

"El caso del crimen de Teseguite es el peor proceso judicial de Lanzarote"

"El sumario se hizo desaparecer y el juez no iba a reconocer el error de declarar culpable al que no era", señala el ator de 'El caso de las hermanas Cruz'

Antonio Betancor Rodríguez, ayer, en la Casa de los Arroyo, en Arrecife. A. F.

Usted conoció a través de sus padres, oriundos de Lanzarote, la historia del crimen de María del Rosario Cruz Bello, suceso conocido como el crimen de Teseguite, del que en mayo de este año se cumplieron cien años, y la muerte de su hermana Petra, acusada de acabar con la vida de María, a pesar de que era inocente. ¿Qué le impulsó a escribir esta crónica de los hechos?

En mi casa yo había oído siempre esta historia que contaban mis padres, que eran de Haría. El tema me interesaba y el impulso para investigar y escribir este libro me lo dio la jubilación. Me prejubilé en 2007. Me encontré con que el sumario del caso no aparece y empecé a buscar donde podía, como los archivos de los juzgados y en la prensa de la época. Me hice con mucha documentación y estuve investigando durante tres o cuatro años. Me lo tomé con tranquilidad y decidí contar la historia cronológicamente.

La instrucción del caso estuvo plagada de errores desde un principio, empezando por el juez que se ocupó del mismo, Emilio Gómez Miranda.

El juez estaba pendiente de un ascenso y de su traslado al juzgado de Guía, en Gran Canaria. La mujer en la sociedad de esa época no tenía protagonismo ninguno, solo servía para parir y trabajar. Además de Petra, se detuvo al entonces alcalde pedáneo de Teseguite, Tomás Robayna, y a su suegra, Flora Barreto. Estos dos últimos fueron puestos en libertad, mientras que la hermana de María siguió en la cárcel, a la que siguieron culpando. Desde luego, un error judicial no fue. Los tres que cometieron el asesinato (Marcos Concepción, Tomás Valiente y Luis Hernández, este último huyó a América) solían trabajar para determinados caciques controlando los votos en los pueblos. Eran unos golfantes, necesitaban dinero y cometieron el asesinato. Lo de Petra clama al cielo.

Petra fue torturada y violada en la cárcel de Arrecife

Murió el 24 de agosto de 1921 en Arrecife, víspera de San Ginés. Cuando detuvieron a los ocho años del crimen, en 1927, a dos de los tres culpables, estos confesaron lo que habían hecho y quedaron impunes por el indulto de Primo de Rivera.

¿Por qué cree que se hizo desaparecer el sumario del caso?

El juez que inició el sumario llegó a ser presidente de la Audiencia de Las Palmas y no iba a reconocer el error de declarar culpable a quien no lo era. Se estilaban los expurgos de documentos y el secretario del juzgado tenía potestad para cuando la habitación se le llenaba de papeles, eliminar historias. Ni siquiera hay documentación en la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

Lanzarote no ha olvidado este crimen, que el escritor Marcos Hormiga ha plasmado en un romance que usted recoge en su libro, y tampoco ha resarcido el daño causado a Petra Cruz.

Se trata del peor proceso judicial que se ha llevado a cabo en Lanzarote y nos debería dar vergüenza. Sobre todo, cuando había quién sabía quiénes habían sido los autores del crimen y se callaron. En aquel momento si se lo contabas al juez te podía meter en la cárcel y pasarte allí media vida. Había cobardía. 'Si yo hablo, ¿mi familia de qué come? porque me meten en la cárcel', se preguntaban. El juez que vino por Emilio a Arrecife tampoco hizo nada. De hecho, cuando Petra muere, la eximen de cualquier culpa, pero reputando que fue la autora. Por otro lado, ¿qué juez controló a los carceleros? ¿Sabía el juez que Petra estaba embarazada, que la habían violentado? Me imagino que sí. El juez debería haber garantizado la integridad del reo, pero al estar embarazada la mandó a Gran Canaria temiendo que se le muriera en la cárcel y se murió en Arrecife. La trasladaron en febrero de 1921 a la cárcel de Arrecife y estuvo hasta agosto aquí, cuando murió.

En noviembre de 2018 el Ayuntamiento de Arrecife, a inicitiva de Podemos, aprobó una moción para pedir disculpas a los descendientes de María y Petra y estudiar la posibilidad de poner una calle a nombre de Petra para que su historia no caiga en el olvido. Sin embargo, no se ha hecho nada. ¿Piensa solicitar el cumplimiento de esa moción?

En Gran Canaria localicé a una nieta y a un bisnieto de Petra y hablé con este último. Ellos no quieren saber nada del asunto. En su casa el tema era tabú. Les comenté que a lo mejor el ayuntamiento les haría llegar por escrito sus disculpas. Intenté ponerme en contacto con la alcaldesa de Arrecife y nunca se puso al teléfono. Me pregunto para qué se aprobó la moción entonces. Hay que resarcir la memoria de Petra Cruz.

Existe una novela inédita de Agustín de la Hoz, Divinas escorias

En 1988 entrevisté a Agustín de la Hoz y me comentó que estaba corrigiendo esa novela. Le recomiendo a Benchomo Guadalupe (archivero) que la publique porque merece la pena.

Compartir el artículo

stats