La gerencia del Área de Salud de Lanzarote ha activado el protocolo diseñado para afrontar la crisis sanitaria del coronavirus para habilitar diez nuevas camas para pacientes críticos en el hospital Doctor José Molina Orosa en Arrecife después de que los enfermos ingresados en la Unidad Médica Intensiva (UMI) hayan pasado de cuatro a ocho en las últimas 24 horas. De esta manera el hospìtal tendrá operativas a partir de ahora un total de 20 camas.

Desde el Área de Salud se asegura que este escenario de incorporar nuevas camas de UMI estaba ya contemplado en el plan de contingencias diseñado para abrir de forma escalonada, según vaya evolucionando la situación en Lanzarote, hasta 40 plazas para los pacientes más críticos. De esta manera el Molina Orosa pone en funcionamiento desde hoy las segundas diez camas en previsión de que se llene la primera UMI en la unidad de quirófanos.

Las restantes 20 camas para completar las 40 contempladas en el plan de contingencia estarán disponibles en la denominada unidad de 'Despertar' (con diez plazas) que es donde habitualmente acuden los pacientes tras ser operados para ser monitorizados y vigilados unas horas antes de volver a una cama en planta de hospitalización. Las otras diez camas se ubicarían en la unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del hospital que se usa cuando un paciente tras una operación no necesita permanecer en planta unos días sino que ese mismo día, después de unas horas de seguimiento, puede volver a su domicilio.