| Equivocaciones. La decisión del TSJC permite, según Reguera, "buscar una solución menos gravosa para todos, pues nadie desea que se cierre el parquin y después sean los ciudadanos los que tengan que pagar las posibles equivocaciones cometidas".

| Proyecto. El TSJC recibió el pasado 27 de septiembre el escrito de la FCM por medio del cual se solicitaba que se requiriera al Ayuntamiento y la propiedad para que "presentaran el proyecto técnico de la realidad alterada o la legalización de las obras ejecutadas al amparo de la licencia anulada".