Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrega de las distinciones Viera y Clavijo | Cumbre educativa en San Bartolomé

La escuela ha sido y será “lugar seguro”

La consejera Manuel Armas defiende “la energía de la inteligencia colectiva” en los nuevos desafíos provocados por la pandemia

Galardonados, ante la consejera de Educación en el Teatro de San Bartolomé.

Galardonados, ante la consejera de Educación en el Teatro de San Bartolomé.

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, entregó ayer en Lanzarote, las distinciones Viera y Clavijo 2019 a docentes y centros educativos de las islas, que destacaron por su trayectoria, dedicación e innovación pedagógica.

Los reconocidos son Dámaso José Luis Pérez Almeida y María Luz Divina Prieto Fraile, en situación de jubilación, por su excepcional trayectoria profesional; María Encarnación de León Corujo, María Elena González Vega y Francisco Urbano Melián Peña, por su dedicación ejemplar, y los Institutos de Educación Secundaria Gran Canaria, Bañaderos-Cipriano Acosta, Virgen de Candelaria, Virgen de las Nieves y La Guancha, por la ejecución de proyectos innovadores.

Durante la ceremonia, que tuvo lugar en el Teatro de San Bartolomé, la portavoz del grupo de centros y personas premiadas, María Encarnación de León, reivindicó la escuela rural “por su capacidad para ser alternativa a un mundo dominado por lo material, que puede transformarse en un lugar lleno de oportunidades para crecer y aprender en libertad, conociendo las raíces, queriendo y cuidando a las personas y respirando el aire puro de nuestro campo, de nuestra tierra”.

Destacó que en todos los ámbitos de la educación pública “se ayuda a moldear y transformar el futuro de manera que el alumnado perciba la realidad que le rodea”. “Tenemos en nuestras manos la oportunidad de fomentar la imaginación y la creatividad, proporcionando las herramientas necesarias para que niños y niñas y adolescentes se desenvuelvan en la vida de manera autónoma”, apuntó.

Por su parte, la consejera de Educación de Canarias, Manuela Armas, indicó que, desde hace dos décadas, “la Consejería de Educación agradece, cada año, a quienes son su razón de ser: los centros educativos de Canarias, su profesorado, sus equipos directivos y todos aquellos colectivos que, de una manera u otra, velan por la enseñanza pública y trabajan en beneficio de nuestro alumnado”.

“De pequeñas escuelas en el medio rural a macrocolegios urbanos, vinculados a comunidades diversas o vulnerables, el abanico de instalaciones educativas y de realidades socioeconómicas es enorme, pero en todo este mapa subsiste un elemento común, la energía con la que la inteligencia colectiva se despliega para abordar los retos que marcan los nuevos tiempos”, añadió Armas.

La consejera mencionó los proyectos de internacionalización e idiomas, científicos y tecnológicos y aquellos que promueven los valores ambientales, de igualdad o de convivencia. “En nuestros colegios, institutos y centros de Formación Profesional se forma a generaciones de ciudadanía sensible, preparada y buena, de la que la Consejería de Educación se siente muy orgullosa”, aseguró.

Tras la actuación musical de Merceditas Corujo, que interpretó una mazurca acompañada al piano por Rubén Fariña, abrió el acto la viceconsejera de Educación, Dolores Rodríguez, quien mencionó que la comunidad educativa volvía a trasladar un mensaje de normalidad. “Y lo hacemos con la celebración del acto institucional de mayor relevancia de cuantos se llevan a cabo en el ámbito de la docencia en las islas, organizado en esta edición bajo las más estrictas medidas de seguridad frente a la pandemia”, agregó.

“Ya lo demostramos con la vuelta al cole, que la escuela ha sido y será un lugar seguro, gracias al compromiso y la entrega de cientos de profesoras y profesores y equipos de dirección, representados aquí por estas diez personas e institutos premiados, además de la responsabilidad del alumnado y familias”, dijo.

El alcalde de San Bartolomé, Alexis Tejera, dio la bienvenida y destacó la importancia del trabajo de las escuelas rurales, “donde la educación pegada al suelo germina, reverdece y da cosechas de vecinos y vecinas responsables, sensibles y comprometidos con su territorio”.

Elogio

También felicitó a los premiados la presidenta del Cabildo insular, Dolores Corujo, quien aseguró que la respuesta de la administración y de la comunidad educativa “ha sido digna de elogio”. “Las clases se desarrollan con un grado de normalidad extraordinario y ello es debido al enorme esfuerzo de equipos directivos, docentes, madres y padres y alumnado”, reconoció.

Entre el público, limitado por la aplicación de medidas preventivas frente al COVID, se encontraban familiares de las personas premiadas, representantes de las comunidades educativas de las islas y miembros del equipo directivo de la Consejería de Educación, como el director general de Ordenación, Innovación y Calidad Educativa, Gregorio Cabrera, la directora general de Centros, Infraestructuras y Promoción educativa, Laly González y el director general de Personal, Fidel Trujillo.

Recogieron el premio en nombre de los institutos homenajeados María del Carmen Sánchez (IES Gran Canaria), Otilia Oliver Frade (IES Bañaderos-Cipriano Acosta), Jerónimo Morales Barroso (IES La Guancha), Julián Fariña Rodríguez (IES La Candelaria) y Luis Roberto Ponce Acosta (IES Virgen de Las Nieves). María Luz Divina Prieto fue sustituida en el escenario por Encarnación Brito Betancort.

Distinguidos y méritos de los galardonados

Dedicación ejemplar

María Encarnación de León Corujo: Es piedra angular del Colectivo de Escuelas Rurales de Lanzarote y firme defensora de este modelo educativo en el que ha desarrollado su labor, basado en la cercanía a su comunidad, al entorno y la convivencia intergeneracional. Se hizo cargo de la escuelita de Montaña Blanca, en San Bartolomé, amenazada de cierre, y la convirtió en el CEIP María Auxiliadora, un referente y modelo de una enseñanza de kilómetro 0, especialmente valorado en la situación actual. 

María Elena González Vega: Supo comprender enseguida las especiales circunstancias y peculiaridades de la vida en una isla pequeña. En su calidad de directora del CEIP Ignacio Aldecoa de La Graciosa, trabajó junto al resto de la comunidad educativa en la conversión del colegio en un centro de Educación Obligatoria, con la incorporación de la ESO a su oferta educativa. Hoy sigue dirigiendo la escuela con firmeza y pasión, y velando por los intereses de su alumnado.

Francisco Urbano Melián Peña: Personifica la capacidad transformadora de la Educación, más allá de los límites de la escuela, cualificando barrios y poblaciones, y colocando a los centros en corazón de la comunidad. Los habitantes de Las Remudas y La Pardilla, las familias y alumnado del antiguo Instituto de Formación técnico-profesional de Ingenio y del IES Profesor Antonio Cabrera Pérez, instituciones y organizaciones sociales de Telde destacan su compromiso, voluntad modernizadora y amor por la enseñanza.

Excepcional trayectoria


Dámaso José Luis Pérez Almeida: Ha pasado por muchos centros en su extensa trayectoria docente y en todos ha dejado huella por su buen hacer, entrega y dedicación. Pero sin duda, es el CEIP Las Rehoyas el más beneficiado por su sabiduría y experiencia, que todavía comparte hoy, ya jubilado. Durante años, dirigió esta escuela, nacida de la unión del Ramón y Cajal y el Calvo Sotelo, y ubicada en el barrio de El Polvorín. Trabajó siempre para que su alumnado recibiera una educación de calidad, oportunidades de progreso y acceso igualitario a un futuro esperanzador.

María Luz Divina Prieto Fraile: Tiene en su haber el reconocimiento de varias generaciones de lectores y lectoras de la isla de El Hierro. El alumnado del CEIP Taibique-El Pinar, que ha tenido la fortuna de experimentar su pasión por los libros. Su vocación sensibilizadora la llevó a compartir algunos de los proyectos de promoción de la lectura y la escritura con otros colegios herreños. Pero no se detuvo ahí, pues su afán de conocimiento la llevó enseguida a interesarse por las nuevas tecnologías y por su implantación en el ámbito escolar.

Centros educativos por proyectos innovadores

El Instituto Gran Canaria de Vecindario: Ha sido reconocido por sus resultados escolares, que se sitúan por encima del resto de centro de nuestra comunidad autónoma. Tanto las pruebas de Evaluación Diagnóstica como los informes PISA muestran evaluaciones meritorias, que responden, sin duda, a las buenas prácticas en el aula y al trabajo denodado de los equipos docentes. Las altas calificaciones, mantenidas en el tiempo por las distintas generaciones de alumnas y alumnos, demuestran que no se trata de un fenómeno puntual sino de una forma de ser y entender la docencia.

El IES Bañaderos Cipriano Acosta: Es Centro Embajador de la Estrategia Canaria de Internacionalización hasta el año 2022 y el único instituto público de las islas reconocido como Centro E-twinning, plataforma educativa de la Unión Europea. Además, este centro de Arucas, apuesta también por promover valores propios de su entorno más próximo, con proyectos gastronómicos, apertura en horario no lectivo, participación en campañas de seguridad en la costa o en concursos de robótica, entre otros.

El Instituto de ES Virgen de La Candelaria: Es un centro de referencia en su ámbito que ha logrado proyectar a alumnado más allá de sus fronteras insulares y nacionales. Desde sus inicios como Taller-Escuela de Formación Profesional, en 1944, a nuestros días, ha trabajado para potenciar la internacionalización de estudiantes y profesorado como eje transformador del entorno social. Sus numerosos proyectos Erasmus + así lo avalan.

El Instituto de E.S.Virgen de las Nieves: Es otro veterano de la educación pública canaria. Sus inicios se remontan a 1960 y su primera ubicación estuvo en el convento de San Francisco, en Santa Cruz de La Palma. Seis décadas después, este centro formativo acumula no solo experiencia sino también reconocimientos a su trabajo en las especialidades de Cocina y Emergencias sanitarias; colabora con instituciones y entidades en organización de eventos y participa en actividades solidarias. 

El Instituto de Enseñanza Secundaria La Guancha: Reúne multitud de méritos, entre los que sobresalen sus cuarenta años impartiendo una educación pública de calidad y una formación profesional innovadora, dinámica y adaptada a los tiempos. El contacto permanente con su entorno y con otras realidades diversas, la educación en valores como hilo conductor de todas sus actividades y la reflexión transversal sobre Canarias han convertido a este centro tinerfeño en una institución querida y respetada en su comarca y por toda la comunidad educativa del archipiélago.

Compartir el artículo

stats