Tías

La Cámara de Comercio rechaza el impuesto de obras que rescata Tías

La entidad, al igual que Asolan, cree que la corporación va en contra de las medidas para atajar la crisis | Dice que el municipio tiene superávit

Fachada de la Cámara de Comercio. | | LP/DLP

Fachada de la Cámara de Comercio. | | LP/DLP / LA PROVINCIA / DLP

La Provincia

La Provincia

La Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa se ha dirigido al Ayuntamiento de Tías para presentar una alegación de oposición a la activación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) del Ayuntamiento de Tías. Una decisión que se suma a las quejas de la patronal hotelera y de apartamentos de Lanzarote (Asolan), que la semana pasada expresó su rechazo a que la corporación municipal recuperara la imposición de este impuesto, al considerar que supone una sobrepresión económica a las empresas, ya en sí afectadas por la escasa actividad por la pandemia.

En su escrito, la Cámara de Comercio alega que “lejos de ayudar a las empresas a superar esta dura crisis que se ha llevado por delante cerca de un millar de negocios, el Ayuntamiento de Tías ha propuesto reactivar un nuevo impuesto que llevaba suspendido desde 2014. Es el ICIO, Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que se suprimió para incentivar la renovación y rehabilitación de la planta alojativa del municipio y de las empresas de servicios al sector turístico”.

La Cámara muestra su extrrañeza que “ahora, en el peor momento de la crisis generada por el covid-19, con las empresas al límite y siete años después de aquella decisión, el grupo de gobierno de Tías plantea reactivar el ICIO. Un impuesto que, al suprimirse, ha traído importantes beneficios sobre el municipio, con una clara mejora de sus instalaciones reformadas, un aumento de la calidad de los servicios y un incremento en el empleo local”.

En su comunicado, la entidad que aglutina a los comercios de Lanzarote recuerda que “se trata de un impuesto que no es obligatorio, sino potestativo, lo que significa que puede hacerse o dejar de hacerse. Y su desaparición en 2014 no ha supuesto un quebranto para la corporación. Es más, en los últimos años el Ayuntamiento de Tías ha ido finalizando los ejercicios con excedente de tesorería y acumulando superávit, tal y como argumenta la Cámara de Comercio en su escrito dirigido al Ayuntamiento”.

“Ante una crisis sin precedentes y en medio de una pandemia como la que estamos viviendo, no es el momento de impulsar más impuestos para agravar la situación de las empresas y empujarlas a la desaparición”, indica José Torres Fuentes, presidente de la Cámara de Comercio. “Los ayuntamientos deben funcionar como pilares cuando todo lo demás falla, no comportarse como la iniciativa privada, y si tienen que endeudarse que lo hagan, aunque no es el caso dado el superávit con el que cuentan”, concluye.

Torres: “Los ayuntamientos deben funcionar como pilares si todo lo demás falla”

De otra parte, se añade en el comunicado de la Cámara, “el sector de la construcción que en 2020 ha seguido funcionando a buen ritmo, prevé una caída de la actividad este año. La iniciativa privada se está paralizando y la pública todavía no ha arrancado con la tramitación de licitaciones que reactiven la economía a través de obra pública. La incertidumbre es enorme y la activación del ICIO parece ir en sentido contrario a las medidas que se están tomando en otras administraciones públicas, que están haciendo esfuerzos por facilitar el aplazamiento o fraccionamiento con el menor coste posible. Algunos se plantean incluso la exoneración o reducción de tasas e impuestos, además del establecimiento de líneas de ayuda directa, y todo sigue pareciendo insuficiente para ayudar a la supervivencia de las empresas y autónomos” en España y Canarias.

En este sentido, en abril de año pasado, la propia Cámara de Comercio remitió un escrito con diversas líneas de trabajo para ayudar al sector empresarial al considerar que se necesitan medidas que protejan e impulsen a la actividad económica, no medidas que vayan en la línea contraria, imponiendo nuevos gravámenes y cargas a las empresas y autónomos, ya afectados por la crisis sanitaria.

Ante esta situación, la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa se ha dirigido a la corporación municipal para presentar una alegación de oposición a la activación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras del Ayuntamiento de Tías.

Por su parte, el Ayuntamiento de Tías anunció a principios de febrero la contratación de un agente de empleo y desarrollo local para ejecutar un proyecto del programa de Promoción del Desarrollo de la Actividad Económica (Prodae), denominado este año Dinamización e impulso del desarrollo local en el municipio de Tías.

La concejala de Comercio señala que el reto del programa es generar actividad empresarial a través del apoyo y el fomento de la creación de iniciativas empresariales mediante un servicio de orientación y asesoramiento empresarial para la puesta en marcha y creación de empresas. Su ejecución es hasta el 31 de diciembre.