Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lanzarote, entre los 8 paisajes de viñedos más espectaculares

Los campos de vides de la isla conejera y de La Palma comparten el reconocimiento de la Guía Peñín con los de la Ribera Sacra o el Priorat

Lanzarote, entre los 8 paisajes de viñedos más espectaculares

Lanzarote, entre los 8 paisajes de viñedos más espectaculares

La prestigiosa Guía Peñín vitivinícola incluye a las islas de La Palma y Lanzarote entre los ocho paisajes de viñedos más espectaculares del mundo, junto a Ribeira Sacra, Valdeorras, Priorat, Bizkaiko Txalolina, Sierras de Málaga o Jerez.

“Algunos son singulares por su topografía imposible, otros por haberse desarrollado entre bellos fenómenos geográficos como ríos, valles y montañas; otros, simplemente, crecen en tipos de suelos poco comunes y que nos regalan imágenes excepcionales”, dice el artículo.

Lanzarote

Viajamos al territorio vitícola más meridional de España, las Islas Canarias. Allí, en la isla de Lanzarote, encontramos uno de los paisajes vitícolas de viñas más singulares del mundo. Está asentado sobre una gran extensión de rocas volcánicas (conocidas como “picón”) como consecuencia de la erupción del volcán Timanfaya en el siglo XVIII. El viñedo en la zona de La Geria se cultiva en hoyos excavados sobre esta tierra volcánica. Este sistema, aparte de ser espectacular, permite que la planta pueda aprovechar al máximo el agua del rocío o las escasísimas precipitaciones que se dan al año, al tiempo que la protegen de los vientos alisios, dejándonos una fotografía que parece sacada de otro planeta. La uva blanca mayoritaria es la malvasía, aunque también encontramos viñas de pedro ximénez, diego y listán blanco, entre otras. Las tintas son, fundamentalmente listán negra y negramoll.

La Palma

Nuestro último destino no está lejos del anterior: la isla de La Palma. A pesar de su reducida extensión (poco más de 700 kilómetros cuadrados) está dividida en tres subzonas de producción: la subzona Hoyo de Mazo, la subzona Norte y subzona de Fuencaliente. En la primera, el viñedo se asienta por encima de los 1.100 m. de altitud sobre el nivel del mar, con pendientes muy pronunciadas. El suelo fértil se encuentra bajo una gruesa capa de piedra que actúa reteniendo la humedad y evitando que salgan malas hierbas. Las variedades que se suelen cultivar a esta altitud son: albillo criollo, listán blanco de Canarias, listán prieto entre otras. La subzona Norte nos presenta un paisaje de viñedo entre pinar, pendientes pronunciadas y cepas que desafían la gravedad a más de 1.000 metros de altitud. Por último, Fuencaliente presenta un cultivo de viñedo tradicional de conducción rastrera, sobre suelos volcánicos poco evolucionados y muy pobres, donde la capa de suelo fértil puede encontrarse a varios metros de profundidad.

Compartir el artículo

stats