Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lanzarote pierde el 58% del agua que produce en las redes de canalización

El consumo turístico se reduce en un 30,5% por la pandemia del coronavirus y deja de facturar 6,2 millones v El aumento de la demanda agraria revela un regreso al campo

Sede de Canal Gestión Lanzarote, en Punta de los Vientos (Arrecife). CGL

Las cuatro plantas desaladoras de Lanzarote que controla Canal Gestión produjeron el año pasado un total de 26.565.976 metros cúbicos, de los que los 72.438 clientes abonados al servicio de abastecimiento consumieron 11.166.001 metros cúbicos, el resto se perdió en la red de canalización. Estas pérdidas de agua no facturada a través de contadores ni vendida en cubas supusieron el 58% de la producción.

Según reconoce Canal Gestión Lanzarote, de estos datos se desprende que la tasa de agua no controlada ha vuelto a los niveles de 2013. Esto supone un retroceso después de que se consiguiera rebajar las pérdidas hasta el 51,8% en el año 2018 con la renovación de alrededor de 200 kilómetros de tuberías. La red de distribución de agua de Lanzarote posee 1.479 kilómetros y precisa de una renovación “urgente”, subraya la empresa, que apunta a las 11.500 averías e incidencias anuales como causa de las pérdidas de agua.

La empresa que gestiona el ciclo integral del agua en Lanzarote y La Graciosa destaca en su informe anual que “el balance hídrico de las dos islas en 2020 evidencia el impacto de la pandemia del coronavirus”. Así, señala que durante el último ejercicio se dejó de consumir 1.045.520 metros cúbicos de agua potable, como consecuencia directa de la crisis sanitaria, algo que se traduce en un 8,56% menos en la facturación global por agua potable.

El consumo del agua industrial y turística es el que más ha acusado un descenso. Lanzarote ha consumido 3.808.949 metros cúbicos de agua turística, un 30,45% menos que en 2019. La reducción se ha notado sobre todo en los municipios de Yaiza (–27,78%), Tías (–17,22%) y Teguise y La Graciosa (–9,03%). A cuenta de esta recesión, Canal Gestión Lanzarote ha ingresado 6,2 millones de euros menos.

Pero no todo ha sido contracción en el mercado del agua. Los municipios de Arrecife y Tinajo incrementaron sus consumos, en un 7,72% y en un 9,23%, respectivamente. Este crecimiento se reflejó en un aumento del 8,8% de la factura doméstica y del 25,54% en el agua potable de riego.

El crecimiento del consumo de agua potable para regar campos agrícolas revela, a su vez, un regreso a la actividad agraria por parte de los lanzaroteño que, privados de su principal fuente de ingresos, se han lanzado a cultivar sus tierras.

Ante el incremento de la demanda agrícola, Canal Gestión apunta como problema el que las depuradoras y sistemas terciarios han visto mermadas en un 26,36% sus producciones de agua regenerada durante 2020 ante la falta de caudal, lo cual obliga a los demandantes de agua de riego a comprar agua potable para atender sus cultivos.

Compartir el artículo

stats