Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mareta se prepara para recibir a Pedro Sánchez en sus vacaciones estivales

El presidente del Gobierno de España, su mujer y dos hijas tienen previsto llegar a Lanzarote el próximo 4 de agosto, si no hay cambios de última hora

Pedro Sánchez, se dispone para darse un baño en el mar, frente a La Mareta, en enero de 2019.

Pedro Sánchez, se dispone para darse un baño en el mar, frente a La Mareta, en enero de 2019. José Carlos Guerra

La residencia La Mareta, en Costa Teguise, se prepara para recibir la semana que viene la posible visita del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y su familia en sus vacaciones estivales.

En principio, el jefe del Ejecutivo tiene previsto viajar a Lanzarote junto a su mujer, Begoña Gómez, y sus dos hijas el próximo miércoles, 4 de agosto y permanecer en la isla más de una semana. El día anterior se celebrará el último Consejo de Ministros del presente curso político antes del periodo de descanso estival del recién remodelado Gabinete de Sánchez, que no volverá a reunirse hasta el 24 de agosto. A finales de ese mes el mandatario español realizará un viaje oficial a Egipto y Kenia con diversos actos de índole institucional y económica en su agenda.

Si no hay cambios de última hora, será la tercera vez que Sánchez se aloje en La Mareta después de hospedarse en esa propiedad de Patrimonio Nacional en las navidades de 2018-2019 y en agosto del pasado año, el primer verano de la pandemia de coronavirus. Al menos por ahora, no está previsto que Sánchez distribuya sus días de asueto de este verano entre Lanzarote y el Palacio de las Marismillas, en el Parque Nacional de Doñana, como hizo en 2020. El presidente fue abucheado por varios vecinos cuando salía de una misa funeral de una iglesia de Matalascañas, en Huelva. Si finalmente Sánchez descarta volver a Doñana, podría estar en Lanzarote, al menos, dos semanas.

El presidente español apenas se deja ver mientras está descansando en la isla de los volcanes. El fotógrafo de LA PROVINCIA José Carlos Guerra captó en exclusiva al presidente el 3 de enero de 2019 mientras se disponía a darse un chapuzón en el mar frente a La Mareta, imágenes que dieron la vuelta al país.

35

El baño de Pedro Sánchez durante su estancia en Lanzarote La Provincia

La presencia de Sánchez en Lanzarote coincidió esas navidades con una crisis del Estado con Canarias por el recorte de 408 millones de euros que no llegaron al Archipiélago y que estaban recogidos en los Presupuestos estatales. El entonces presidente canario, el nacionalista Fernando Clavijo, remitió cuatro cartas y otros tantos mensajes al jefe del Ejecutivo solicitándole mantener un encuentro, aprovechando que Sánchez estaba en Lanzarote, para conocer el destino de ese dinero y los compromisos del Gobierno socialista. Sin embargo, las misivas no obtuvieron respuesta, tal y como recogió este periódico en su edición del 4 de enero 2019.

El 7 de agosto del pasado año Sánchez hizo un alto en su estío conejero antes de abandonar la Isla y se trasladó hasta el Cabildo de Lanzarote, donde mantuvo un encuentro con la que en ese momento era ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias (desde enero de este año ministra de Sanidad), el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la presidenta insular, María Dolores Corujo.

Coincidencia con Rodríguez Zapatero

La nueva estancia de Sánchez en Lanzarote en plena quinta ola de la pandemia de covid y cuando Canarias trata de recuperarse de la mayor crisis de su historia, coincidirá con la de su compañero de partido y expresidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, quien ya ha comenzado en su bungaló de Famara sus vacaciones junto a su mujer, Sonsoles Espinosa. Rodríguez Zapatero ha hecho un pequeño paréntesis estos días en su periodo de asueto y se ha ausentado de la Isla, a donde tiene previsto regresar mañana, jueves 29 de julio.

No se descarta que ambos socialistas mantengan un encuentro en Lanzarote este mes de agosto, en el que Rodríguez Zapatero estará de nuevo por su cumpleaños, que será el día 4.

La Mareta fue objeto en 2019 de una renovación de algunos de sus servicios, como la red de telecomunicaciones, las cámaras de vigilancia y el aire acondicionado y la redecoración de varias de sus estancias. Es propiedad de Patrimonio Nacional desde los años noventa del siglo pasado, cuando la cedió el rey emérito, Juan Carlos I, tras recibirla como regalo en 1989 del monarca Hussein de Jordania, quien nunca se llegó a alojar en ella.

Hussein mandó a construir ese complejo en los años setenta sobre una infraestructura en la que se recogía agua. Se trata de una construcción con varias viviendas, jardines, dos piscinas y un lago frente al mar cuyo proyecto es del arquitecto Fernando Higueras. El artista lanzaroteño César Manrique se ocupó del diseño de los jardines.

La personalidad que estrenó La Mareta fue el excanciller alemán Helmut Kohl (fallecido en 2017), en 1991, con motivo de la cumbre hispano alemana.

También han pasado por ese palacete el expresidente español José María Aznar y el expresidente soviético Mijaíl Gorbachov y su esposa, Raísa.

En diciembre de 2015 el entonces ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, y el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, firmaron un convenio para destinar La Mareta, por expreso deseo del Rey Felipe VI, al servicio de los intereses turísticos y la marca España cediendo su uso a personalidades de diversos ámbitos tanto de dentro como de fuera de España.

Compartir el artículo

stats