Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«De atender a 25 familias al mes pasamos a más de 200»

La fundadora de la ONG Calor y Café califica de «grandiosa» la ayuda que le ha brindado el pueblo de Lanzarote para auxiliar a los más desfavorecidos durante la pandemia

Sor Ana Rodríguez, fundadora de Calor y Café, habla sobre la atención a familias de Lanzarote durante la pandemia A.F.

Con las manos embadurnadas en harina y sin parar de elaborar las croquetas que forman parte del menú que Calor y Café ofrece a las personas con escasos o ningún recursos económicos, la fundadora de esa ONG, sor Ana Rodríguez, relata cómo esa entidad, con sede en Arrecife, se ha visto «totalmente desbordada» por la gran demanda de ayuda que ha recibido desde que en marzo del pasado año estalló la crisis sanitaria. «Antes del covid atendíamos a entre 25 y 40 familias algunos meses y otros bastante menos. Teníamos censadas a 25 que mensualmente recibían aquí la comida y otras que venían de manera esporádica». De esas cifras pasaron «a doscientas y pico familias en un mes y ahora estamos entre 110 y 120 mensuales», detalla.

«Atendemos a gente que se ha quedado sin trabajo, no tiene papeles y está de manera ilegal en Lanzarote. Durante el estado de alarma el Ayuntamiento le dio el vale de comida a todo el mundo, pero tras levantarse, la situación ha cambiado y hay personas que lo tienen muy difícil. Se empieza a ver un poco de luz y Dios quiera que esto avance y la gente empiece a salir adelante por su cuenta», desea la religiosa.

El perfil de usuarios de Calor Café es muy amplio: «Desde gente de unos veinte años a personas mayores», detalla Sor Ana, quien destaca que «la ayuda que nos ha brindado el pueblo de Lanzarote ha sido grandiosa». Entre los ejemplos cita el de particulares que «cosechan unas papitas y las comparten con nosotros, hasta el de Rancho Texas Park que ofrece entradas a sus instalaciones a cambio de donaciones».

La ONG, que cumplirá 25 años el próximo 8 de septiembre, ofrece un servicio de ducha y lavado de ropa y desayuno «a entre 15 y 20 personas al día», además del almuerzo y cena a otras diez personas que se hospedan en el albergue de Calor y Café y a los entre 65 y 70 que recogen la cena en tupperware por las restricciones entre no convivientes para frenar la expansión del coronavirus. Además, unos 120 carros mensuales con comida se entregan al mismo número de familias con la compra del mes. Entre marzo y 31 de diciembre de 2020, repartieron 1.300 carros.

Compartir el artículo

stats