Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parque Natural Archipiélago Chinijo lleva 37 años solo en papel

El Gobierno amplía hasta el 4 de octubre la exposición pública del PORN, sin el cual la justicia no permite ejecutar esa declaración | Su uso y gestión, frenados

Vista de La Graciosa y de parte de los islotes que forman el Archipiélago Chinijo. | | LP/DLP

Una casa hecha por el tejado, con las instrucciones de cómo habitarla y gestionarla, pero sin garantizar antes su protección y la de sus moradores y que ahora habrá que construir como mandan los cánones. En este caso, con el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y del Tribunal Supremo que anularon el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Archipiélago Chinijo - isla de La Graciosa, los islotes de Alegranza y Montaña Clara, el Roque del Infierno y el Roque del Este, así como el ámbito marino comprendido entre los islotes y la costa norte de Lanzarote- y logre finalmente su estatus de Parque Natural. Una declaración aprobada en 1987 por el Gobierno de Canarias antes de elaborar un plan que velara por su conservación, previo al de su uso y gestión, ahora sin validez jurídica.

Después de la sentencia del Tribunal Supremo de 2017 ratificando una anterior del Tribunal Superior de Justicia (2016), donde se expresaba que no ha lugar a esa categoría para el Archipiélago Chinijo hasta que no se apruebe su Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), desde el Gobierno de Canarias se ha redactado dicho documento, que estaba en exposición pública hasta el 2 de septiembre y que se ha ampliado hasta el 4 de octubre. En juego, que el Archipiélago Chinijo sea por derecho y según la ley un parque natural, un estatus aplazado hasta la aprobación del PORN. Y es que el Ejecutivo regional matiza que las sentencias no consideran nulo el Parque Natural, sino que exponen que no tiene cabida en el mundo jurídico si no se garantiza su conservación y protección. Y así, en el documento en exposición pública sus redactores argumentan qué pretenden hacer con esta zona y cómo ejecutarlo.

Así, según la explicación de objetivos, los redactores indican que son «garantizar la conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad y geodiversidad presente en su ámbito, especialmente de los elementos, valores y procesos ecológicos naturales, tanto terrestres como marinos, que fundamentan la declaración del espacio protegido por constituir piezas esenciales para el funcionamiento e integridad de los sistemas naturales que representan y para el mantenimiento de los beneficios sociales y económicos derivados de los bienes y servicios ambientales que proporcionan».

Asimismo, el PORN debe servir para «restaurar y evitar el deterioro de elementos de la biodiversidad y geodiversidad del espacio protegido manteniendo un adecuado estado de conservación de los hábitats naturales y de especies, tanto del medio marino como del terrestre, así como, eliminando afecciones que supongan riesgos o amenazas para recuperar ambientes naturales y culturales dañados con el fin de incrementar los niveles de resiliencia (entendida como capacidad de recuperación) frente a efectos previstos relacionados con el cambio climático y episodios extremos que pueden llegar a manifestarse».

El plan debe, además, «establecer la estrategia de ordenación para desarrollar un modelo de gestión activa, integral y ecosistémica, en la que el manejo de los recursos naturales, incluyendo su aprovechamiento, se aborde como parte de la conservación de los ecosistemas».

También se plantea l»a zonificación del ámbito del PORN con determinaciones para cada uno de las zonas y subzonas identificadas en el ámbito del PORN, referidas al tipo de intervención de gestión que se requiere para la protección de los recursos objeto de conservación y el grado de compatibilidad en cada unos de ellos, con limitaciones en su caso, con respecto al desarrollo o mantenimiento de usos y actividades existentes o posibles que serán regulados mediante instrumentos específicos de gestión de las áreas protegidas previstos en el marco normativo vigente».

Vigencia del PORN

El marco temporal del desarrollo del plan de seguimiento y evaluación será el del PORN, cuya vigencia es indefinida, en tanto no se revisen los objetivos que señalan para su ámbito territorial o se produzcan cambios en la estrategia de ordenación de los recursos naturales que representa respecto a las directrices generales y determinaciones de zonificación.

No obstante, al cabo del tercer año, como mínimo se recogerá en un Informe de Seguimiento, los resultados del control de las actuaciones contempladas y el grado de consecución de los objetivos establecidos con base a los indicadores de este Plan de Seguimiento. Con posterioridad, los sucesivos informes de evaluación deberán elaborarse con un periodicidad no superior a seis años.

Compartir el artículo

stats