Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido un joven por amenazar a una menor con subir a internet fotos íntimas

La Guardia Civil advierte del peligro que supone compartir imágenes en redes

Entrada al cuartel de la Guardia Civil en Costa Teguise. La Voz de Lanzarote

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Costa Teguise, en la isla de Lanzarote, ha detenido a un joven, de 19 años, como presunto autor de un delito de sexting y otro de coacciones a una menor a la que amenazó con subir a internet fotos íntimas que le había interceptado.

La detención se produjo después de que agentes de la Guardia Civil tuvieran conocimiento de que una menor había sufrido amenazas por parte de dos usuarios distintos de una red social. La chantajeaban con subir fotos suyas íntimas a internet, pidiéndole dinero a cambio de no difundir las imágenes.

Tras analizar los investigadores los dos perfiles, comprobaron que detrás estaba una única persona. Ambos perfiles coincidían con el detenido de 19 años como presunto autor de los hechos. Este joven, además, había sido investigado recientemente porque había empleado el mismo tipo de amenaza con otra joven, a quien le solicitaba las claves de las tarjetas de crédito de sus padres, según informó ayer la Guardia Civil.

Por todo ello, el joven fue detenido y las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Arrecife en funciones de guardia.

Cuidado

Ante este nuevo caso de extorsión sexual, la Guardia Civil advierte sobre todo a menores y a sus padres del peligro al que se exponen quienes hacen un «mal manejo de internet y las redes sociales». Destaca que la norma básica «siempre es no contactar con extraños ni enviar fotografías de tono sexual».

Asimismo, explica que «una vez que se comparte una imagen a través de la red, se puede perder el control de la misma». Al mismo tiempo, aconseja «no ceder a chantajes y, cuando se sufre uno, avisar inmediatamente a un adulto responsable para que lo denuncie ante la Guardia Civil». Otras estrategias recomendadas son no compartir información propia ni de otras personas, así como fotos comprometedoras. Por último, apunta que las fotografías siempre entrañan un riesgo porque pueden ser interceptadas por terceras personas, por ejemplo, con la pérdida del teléfono móvil.

Compartir el artículo

stats