Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival Internacional de Cine de Lanzarote Imanol Uribe Director de cine

Imanol Uribe: "El próximo año tengo previsto rodar una película de ficción en Lanzarote"

El director de 'Días contados', 'El rey pasmado' o 'Llegaron de noche', su último trabajo, forma parte del jurado de la sección de cortos internacionales del Festival de Cine de Lanzarote, cuyo fallo se dará a conocer mañana en una gala en el Teatro El Salinero

Imanol Uribe, hoy, en la terraza del Arrecife Gran Hotel con la playa de El Reducto al fondo. A. F.

El director y productor de cine Imanol Uribe (San Salvador, 1950) forma parte del jurado de la sección de Cortos Internacionales del Festival Internacional de Cine de Lanzarote. Prepara el rodaje de una película de ficción que se materializará el año que viene en la isla de los volcanes, ha adelantado. En Lanzarote coprodujo Mararía (1998) junto a Andrés Santana, cinta protagonizada por Goya Toledo y Carmelo Gómez. Uribe es el director que, de una u otra manera, más ha retratado el terrorismo de ETA ( El proceso de Burgos, La fuga de Segovia, La muerte de Mikel o la multipremiada Días contados), organización de cuyo fin se cumplió una década el pasado miércoles, 20 de octubre. Asegura que, “en principio, no es un tema que piense volver a tocar” en próximos proyectos.

Usted forma parte del jurado de cortos de ficción internacional del Festival Internacional de Cine de Lanzarote. ¿Cuáles son las temáticas de los trabajos presentados?

He visto 17 cortometrajes y hay temáticas de todo tipo, lo cual está muy bien. Se tocan muchísimos temas diferentes como el racismo, el fascismo, la violencia... La procedencia también es variada. Quizás los países que más han repetido son Rusia y Estados Unidos, pero hay muchos más. Es un amplio espectro del cine que se está haciendo en el mundo.

¿Ha inspirado la pandemia del coronavirus cortos que concursan este año? ¿En qué sentido?

Creo recordar que directamente sobre la pandemia no hay cortos con esa temática, o al menos, alguno que me haya llamado la atención.

¿Qué le ha parecido el nivel de las producciones, en general?

El nivel me ha parecido muy alto. De notable tirando a sobresaliente. En general, la media es muy buena.

Entonces, ¿ha tenido difícil el jurado elegir a los ganadores?

Ha sido una cuestión matemática. Hemos puntuado de 0 a 10, con decimales incluso, la valoración de los cortometrajes y el que ha tenido la mayor, ha salido ganador. En mi caso concreto, el ganador coincide con el cortometraje al que yo le he dado la mayor puntuación.

"El Festival de Cine de Lanzarote se ha ido consolidando y tiene mucho peso en la industria y entre los que se dedican al cortometraje"

decoration

Usted ha visitado Lanzarote en numerosas ocasiones. Ahora tiene un proyecto para rodar una película en la isla, cada vez más demandada como plató de cine por parte de productoras nacionales e internacionales. ¿Por qué ha elegido Lanzarote y en qué consistirá esta nueva iniciativa?

Cuando me separé de mi primera mujer, mi hija mayor tenía dos años y se vinieron a vivir a Lanzarote. Yo venía en Navidad, Semana Santa... a ver a la niña. He estado también aquí en rodajes y estrenos. Fui socio con Andrés Santana en la película Mararía y estuve en parte del rodaje aquí. Me han ofrecido rodar una película de ficción en Lanzarote para el año que viene. El proyecto está aún muy verde y, además, no puedo comentar nada al respecto. Será mi primera película como director en Lanzarote.

El Festival de Cine de Lanzarote tiene ya una trayectoria de 21 años y desde 2016 es certamen calificador para los Premios Goya. ¿Qué opinión tiene del festival?

El festival se ha ido consolidando y tiene mucho peso en la industria y entre los que se dedican al cortometraje. Según me han comentado, los franceses tienen muy en cuenta este festival a la hora de presentar sus trabajos.

"No me veo metido en esa dinámica de series porque no va con mi manera más pausada de hacer las cosas"

decoration

La industria cultural, una de las más castigadas por la pandemia, se ha ido reactivando. ¿Cómo ha sido en el caso del cine?

Han proliferado las plataformas y las series y los técnicos de cine gracias a ello tienen trabajo, lo cual en los tiempos que corren es importantísimo. Yo no me veo metido en esa dinámica de series porque no va con mi manera más pausada de hacer las cosas. Y en la industria del cine, depende del proyecto que tengas entre mano y de cada uno. En mi caso, cada dos años hacía una película, luego pasaron a tres y poco a poco se han ido distanciando. Aunque no siempre ha sido así. Mi película Lejos del mar, desde que empecé a pensar en ella y la rodé pasaron seis meses, una cosa absolutamente atípica. En mi última película, Llegaron de noche, sobre la matanza de jesuitas en El Salvador, tardé cinco años desde que empecé a trabajar en el proyecto hasta que tuve la copia. Nos pilló la pandemia de por medio. Deberíamos empezar a rodar en marzo de 2020 en Colombia y la semana antes nos mandaron para casa en el último momento y tuvimos que posponer el proyecto hasta noviembre. Rodamos una parte en Navarra y otra en Cali, en Colombia.

Nació en San Salvador (El Salvador) y fue allí donde mataron a cinco jesuitas en la Universidad Centroamericana (UCA). ¿Tenía pendiente el compromiso personal de hacer esta película?

Sí. Además, estudié en los jesuitas. Llegaron de noche es una película que estaba llamado a hacer. Estaba señalado por el destino para hacerla. La historia cuenta lo que le sucedió a la única testigo que presenció la matanza de los jesuitas en 1989. Trabajaba en la Universidad Centroamericana y cuando llegaron a matar a los jesuitas no contaba conque ella estaba allí. Presenció la matanza y le cambió la vida para siempre. Desde entonces no ha podido volver a El Salvador. Vive en un pequeño pueblo de California y todavía tiene miedo de lo que sucedió. Los jesuitas la sacaron de El Salvador a escondidas, pero la interceptó la CIA en Miami y la torturaron psicológicamente interrogándola con su marido y su hija delante. Nunca más pudo volver a El Salvador. La película cuenta la matanza a través de la historia de esta mujer.

'Llegaron de noche' es una película que estaba llamado a hacer. Cuenta lo que le sucedió a la única testigo que presenció la matanza de los jesuitas en 1989. Trabajaba en la Universidad Centroamericana"

decoration

Usted es el director que más ha retratado el terrorismo de ETA a través de películas como El proceso de Burgos, La fuga de Segovia, La muerte de Mikel o Días contados (ganadora de dos Conchas de Oro del Festival de San Sebastián y ocho Premios Goya). Ahora que se acaba de cumplir una década del fin de ETA, hecho que tuvo lugar bajo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ¿ha pensado hacer alguna nueva película o documental, con la perspectiva que da el tiempo sobre ese asunto?

En principio, no es un tema que piense volver a tocar. De una u otra manera he tocado el terrorismo en mis películas. En muchos casos de manera tangencial. Por ejemplo, en Días contados, pensé hacer una historia sobre el mito de la Carmen de Bizet y Mérimée basada en parte del libro Días contados de Juan Madrid. Me interesaba muchísimo la chica que era una puta yonki jovencísima y, de repente, pensé hacer una Carmen yonki. Lo que pasa es que el personaje Don José del libro, un militar, no me interesaba y un día se me iluminó la cabeza y pensé que sería un militar de ETA militar. No pensé en hacer una película sobre el terrorismo, pero la parte de ETA se comió al todo. Probablemente, la película con más implicación de ETA en la trama que Días contados, ha sido Lejos del mar. Es un encuentro entre la hija de una víctima y su verdugo. Es una película íntima, de esa relación entre ellos dos. Con la aplicación de la Doctrina Parot, hubo etarras que todavía tenían que estar en la cárcel y de la noche a la mañana los pusieron en la calle. Y Lejos del mar es una reflexión sobre el encuentro de las víctimas y los terroristas. Quizás donde toqué más el tema fue en El proceso de Burgos, un juicio a un militar en la época del franquismo. Y en La muerte de Mikel era la intolerancia de un pueblo vasco sobre la homosexualidad en primera instancia y también ese personaje militaba en un partido abertzale, pero no era una película sobre el terrorismo, muy presente en la sociedad en aquella época, lamentablemente.

ETA, aunque ya no existe, sigue estando presente en el debate político. El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, ha pedido que se deje de usar ETA como arma arrojadiza y partidos como Vox, Ciudadanos y el PP critican que Bildu, clave en varias votaciones parlamentarias, esté en las instituciones. ¿No cree que la política española tiene que avanzar más en estos tiempos de paz terrorista? ¿En qué sentido?

"Me parece fatal que en la política sigan utilizando el dolor de las víctimas de ETA para intentar sacar rédito político de ese tema"

decoration

Esa confrontación me parece terrible, sobre todo, por el dolor de las víctimas. No todas tienen la misma sensibilidad. Me parece fatal que en la política sigan utilizando ese dolor de las víctimas y esos acontecimientos tan terribles para intentar sacar rédito político de ese tema.

El buen patrón, de Fernando León de Aranoa, es la candidata española a los Oscar 2022. La elección ha suscitado malestar en el entorno de Pedro Almodóvar, director de Madres paralelas, otra de las películas que aspiraban a la preselección. ¿Le ha gustado El buen patrón? ¿Está de acuerdo con la elección de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de España?

El buen patrón me ha gustado mucho. No me meto si se ha votado bien o no. Hay muchos criterios para saber cuál es la película que mejor te representa.

Compartir el artículo

stats