Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lanzarote en Pie no se incorpora al grupo de gobierno de Arrecife

La formación acusa al pacto de velar solo por sus siglas, no por la ciudadanía | Padilla tacha a la alcaldesa de no ser seria ni fiable

Los concejales de Podemos junto a miembros y simpatizantes del partido, ayer, antes de iniciar la rueda de prensa. | | LP/DLP

El grupo político de Lanzarote En Pie (LEP) en el Ayuntamiento de Arrecife no entrará en el gobierno municipal, según confirmó su portavoz, Leticia Padilla, en el transcurso de la rueda de prensa ofrecida ayer en el Centro Cívico de la capital de la Isla. Padilla, que estuvo acompañada del resto de miembros del grupo municipal y respaldada por numerosos simpatizantes de la formación municipalista, explicó que la decisión fue adoptada por consenso.

Durante su intervención, Padilla explicó que la ruptura del pacto «era esperada por todos, dado que estaba conformado por dos partidos que han fingido durante más de dos años una estabilidad que realmente nunca existió». La portavoz de LEP acusó al PP, PSOE, Somos Lanzarote y Nueva Canarias -los integrantes del grupo de gobierno hasta la expulsión la semana pasada de los ediles socialistas- de ser partidos que «nos han demostrado los últimos dos años estar más preocupados por sus siglas políticas que por el bienestar de la ciudadanía de Arrecife».

Aunque fijó el foco de la crítica en la alcaldesa Astrid Pérez a quien señaló como «la única responsable hoy de poner el gobierno de Arrecife en una situación de gran inestabilidad, demostrando con la decisión tomada la semana pasada que no es una persona seria, que no es una persona de gobierno, que no es una persona fiable y que no es una persona de confianza al tomar la decisión de romper la estabilidad de Arrecife, mandada directamente desde Madrid pensando ya en las elecciones de 2023, poniendo también en una situación complicada al Cabildo de Lanzarote. Lo vivido estas semanas solo es una prueba más de que los partidos estatales no son conscientes de la realidad que vivimos en la Isla».

El pacto PP-CC, firmado

En el relato de los acontecimientos acaecidos la pasada semana, Leticia Padilla manifestó la sorpresa de su formación política por el ofrecimiento de la alcaldesa, ya que «para nosotros era evidente que este pacto con Coalición Canaria ya lleva varios meses firmado». «Y esta» –confirmó- «es la razón por la que no entraremos a ser parte del grupo de gobierno. No entraremos a pactar con el PP porque pensamos que no es una propuesta sincera, sino un caramelo envenenado con el que limitar nuestra labor responsable de oposición y porque no somos necesarios para conseguir la mayoría que necesita el pleno».

Además, «antes siquiera de escuchar nuestra respuesta, la señora Pérez ya ha tomado decisiones que afectan directamente al grupo de Arrecife enchufando a los consejeros destituidos del grupo de gobierno del Cabildo. Esta política no es la nuestra y no vamos a ser cómplices de lo que llevamos años denunciando», argumentó.

LEP consideró la propuesta «porque sí tenemos vocación de gobernar, pero en ningún caso lo haremos de cualquier manera». Para Padilla, la única preocupación de su grupo municipal era la de dar estabilidad al gobierno para que la ciudadanía no sufriera las consecuencias de la medida adoptada por Ástrid Pérez, pero «nos sentimos liberados de esa responsabilidad toda vez que los números facilitan la formación de gobierno con otras fuerzas políticas». Padilla recordó que «durante el confinamiento, cuando la ciudad necesitaba más que nunca de la unión de todas las fuerzas políticas presentes en el ayuntamiento, presentamos dos escritos ofreciéndonos a entrar a trabajar junto al grupo de gobierno y nunca recibimos respuesta».

Asimismo, apuntó que «no hemos dejado de trabajar ni un solo momento como grupo municipal de la oposición para la ciudadanía de Arrecife y eso se ha traducido en la presentación de más de 80 mociones sobre temas sociales, patrimonio, plan general, medio ambiente, necesidades vecinales, ayudas a autónomos, vivienda, sanidad y muchos más temas de interés público».

Lanzarote En Pie volvió a tender la mano al grupo de gobierno para trabajar de forma consensuada y sacar adelante propuestas para solucionar los mayores problemas de la ciudad, pero teniendo claro que seguirá desempeñando la labor de fiscalización de la labor del grupo de gobierno porque no compartimos su política y nos oponemos firmemente a muchas de las decisiones tomadas como, por ejemplo, el préstamo de 27 millones para pagar el solar de Ginory, la privatización de varios servicios municipales, el destrozo del patrimonio de la ciudad o el abandono de los vecinos de Titerroy, y Valterra y a los afectados por el plan general.

Corujo invita a entrar a Podemos

La presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, se reunió con los consejeros de Podemos para buscar un acuerdo que dé estabilidad política a la corporación. Corujo compartió con los consejeros de la formación morada la necesidad de dar estabilidad al gobierno insular en unos momentos en los que la acción de las administraciones resulta fundamental. «Es el momento de centrar todos nuestros esfuerzos en conseguir que Lanzarote no se descuelgue de la oportunidad que representan los fondos de recuperación», señaló Corujo, quien valoró positivamente la disposición de Podemos para llegar a un acuerdo que permita mantener la estabilidad sin que se resienta la acción de gobierno. «Hemos acordado que el proceso de negociación será llevado directamente por los equipos que nombren ambos partidos». | LP

Compartir el artículo

stats