Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mercadillo de Teguise se refuerza frente al Covid

El Ayuntamiento ha contratado un nuevo servicio integral para garantizar la seguridad que permitirá disponer de nuevos espacios con más puestos en la zona acotada de la plaza de La Mareta

El Mercadillo de Teguise se refuerza frente al Covid

El Ayuntamiento de Teguise ha puesto en marcha desde este domingo el nuevo sistema integral para el funcionamiento del Mercadillo tras la adjudicación de los servicios sanitarios y de limpieza, nuevos aparatos para esterilización, desinfección e higiene, sistemas y dispositivos de vigilancia y seguridad, máquinas automáticas distribuidoras de productos sanitarios, además de trabajos sanitarios, servicios de higienización de instalaciones, "entre otras cuestiones que permitirán seguir dinamizando el Conjunto Histórico de la Villa y su red de comercios, bares y restaurantes cada domingo", ha manifestado el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, celebrando esta nueva adjudicación "resultado de un solícito trabajo técnico del personal municipal en colaboración con los equipos de Emerlan y Protección Civil Teguise, que en todo este tiempo han contribuido a su éxito", considera Betancort.

El objeto del contrato, valorado en algo más de 274 mil euros, consiste en la coordinación, ejecución, organización y control de las diversas tareas para el correcto de funcionamiento de la actividad que se desarrolla todos los domingos de 9 a 14 horas en la plaza de la Mareta, cuyo aforo máximo es de 1.000 personas y que exige un Plan de Seguridad y Emergencia aprobado para su reapertura en noviembre de 2020 y adaptado a las circunstancias de la pandemia.

El Mercadillo del Conjunto Histórico de la Villa de Teguise ha recibido desde entonces una media de 7 mil visitantes cada domingo, que han tenido que pasar un control de aforo con medición de temperatura, cumplir con la obligación de llevar mascarilla, entre otras recomendaciones como el pago con tarjeta. "En la actualidad, el área acotada donde se desarrolla el evento acoge un total de 150 puestos, y para su posible ampliación, tanto de superficie como de mercaderes, es necesario ofrecer unas prestaciones que garanticen la seguridad de los usuarios", explica el edil Eugenio Robayna.

En este sentido, el nuevo contrato refleja varias condiciones técnicas que se suman a los objetivos hasta ahora cumplidos respetando el reglamento y la normativa de prevención Covid19 para actividades públicas y un plan de seguridad redactado específicamente para la actividad, que incluye un plan de contingencia Covid19 y de prevención de contagios. De esa manera, se lleva a cabo el control del espacio habilitado y limitado con más recursos humanos (médicos y controladores de aforo y temperatura) y vehículos de emergencias (ambulancia incluida); cámaras para controlar el aforo; dispensadores de gel hidroalcohólico automáticos; un servicio profesional que certifica cada domingo el correcto montaje de todas las estructuras no permanentes desmontables que se instalen, aparte del servicio de limpieza de instalaciones y desinfección frente al Covid-19, el cual se realiza antes de abrir el recinto y una vez finalizado el mercadillo y la retirada de los puestos del mismo.

Compartir el artículo

stats