Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los guagüeros de Lanzarote Bus llevan casi un mes de huelga sin señal de acuerdo a corto plazo

Los trabajadores reclaman eliminar los turnos partidos de la jornada laboral y una subida salarial, entre otros puntos | La empresa insta a negociar los acuerdos en el marco del convenio provincial del sector del transporte discrecional de viajeros

Trabajadores de Lanzarote Bus en huelga, hoy, delante del garaje de la empresa.

Los guagüeros del servicio discrecional de transporte de viajeros (excursiones turísticas y traslados de escolares y al aeropuerto) de cuatro de las empresas del grupo Lanzarote Bus cumplen hoy 28 días de huelga sin atisbos de un acuerdo a corto plazo. Las empresas afectadas son Jocaba, Guaguas Jocaba, Guaguas Lanzarote y Lanzarote Bus.

La principal reivindicación de la plantilla, alrededor de 70 trabajadores secundan el paro, es que la empresa elimine los turnos partidos en la jornada laboral y que cumpla el convenio colectivo, explicó este jueves el representante de la plantilla, Jesús Rodríguez. “Hay conductores que realizan hasta jornadas de 18 horas a turno partido sin que les computen y tampoco se les abonan”, denunció. También mostró su disconformidad con el hecho que desde la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias se les haya impuesto unos servicios mínimos del 100% de huelga en el transporte escolar.

Otros de los puntos que reclaman son una subida salarial en función del IPC de la última década (2011-2021), que se les abone el plus de disponibilidad, un nuevo convenio colectivo, ya que el actual es de 2007, y que la empresa elabore un listado antes de comenzar cada mes con los conductores que de forma voluntaria quieren hacer horas extras (de disponibilidad) y, en caso contrario, que se disponga una lista integrada por los trabajadores según su orden de antigüedad.

El paro cogió "por sorpresa" a la empresa

El abogado de la empresa, Gustavo Falero, afirmó que el paro comenzó de “forma sorpresiva” toda vez que “tras una reunión que mantuvimos con ellos, nos encontramos a los pocos días, sin más, con la convocatoria de huelga”.

Falero precisó que “cualquier subida del IPC se debe negociar en el convenio provincial del transporte discrecional de pasajeros y no en el convenio de empresa, tal y como pretende Intersindical Canaria, todo lo contrario a lo que quieren los sindicatos y es lo que acaba de aprobar el Consejo de Ministros, es decir, que prevalezcan los convenios sectoriales a los de empresa”.

La mesa de negociación del convenio de la provincia de Las Palmas está abierta y el problema está “entre Intersindical Canaria y Comisiones Obreras, según manifiesta Intersindical. De hecho, la federación del transporte ha manifestado que no tiene ningún problema en sentarse a negociar”, dijo Falero.

El representante legal de la empresa, afirmó no entender “por qué los trabajadores de Lanzarote Bus quieren negociar un convenio de empresa en vez del colectivo”. Falero, que aclaró que “todas las reuniones se han llevado a cabo a instancias de la empresa y no del comité de huelga, y que desde Lanzarote Bus “se han realizado cuatro ofertas económicas al alza, la última en el sentido de una subida del 8% de todos los conceptos salariales a partir de enero de 2022, lo que sería un adelanto de lo que se pueda acordar de subida en el convenio provincial del sector. Sí es más, pagaremos la diferencia y si fuera menos, nos tendrán que compensar”.

Por otro lado, Falero ha trasladado a los guagüeros que la reivindicación de la jornada de turno continuo “la deben negociar en el convenio provincial y no en el ámbito de la empresa para que todos los trabajadores del sector tengan las mismas condiciones”. El letrado indicó que “es el cliente el que fija los horarios de los servicios y no Lanzarote Bus y en función de ello, se adaptan los horarios de los trabajadores, como ocurre en cualquier sector económico del mundo”. Lo que no hará la empresa, detalló Falero, "es firmar cosas que no se puedan cumplir y que además supongan una alteración del convenio colectivo". Negó que los conductores, como ellos señalan, estén disponibles durante la partición del turno. "Computan la jornada entre servicio y servicio y eso no es cierto. La empresa entre turno y turno no llama a los trabajadores y si ese es el problema, lo firmamos ya", destacó Falero.

Recordó que Intersindical Canaria presentó una demanda de conflicto colectivo a Lanzarote Bus por incumplimiento de sueldo y de jornada laboral. Sin embargo, en junio de 2020, el Tribunal Supremo dio la razón a la empresa tanto en lo relativo a la jornada laboral como a los salarios. Además, "el sindicato ha perdido todas las demandas individuales posteriores y, como no han conseguido, lo que pretenden, la jornada continua a través de la demanda, es por lo que hacen la huelga", remarcó Falero.

Compartir el artículo

stats