Los representantes de Podemos en el Cabildo de Lanzarote, Myriam Barros Grosso y Jorge Peñas Lozano, y la consejera no electa Elena Solís Yáñez desgranaron ayer las que serán sus principales líneas de acción ante el nuevo rumbo que, tras el acuerdo de gobernabilidad suscrito con el PSOE, se inicia para Lanzarote y La Graciosa. Una nueva senda que, a pesar de haberse sobrepasado ya el ecuador del presente mandato, los nuevos consejeros del grupo de gobierno de la corporación encaran con optimismo y con el reto de implantar un nuevo modelo más amable con el medio ambiente, más feminista y más diverso, en el que se fomente el acceso real y efectivo a la vivienda como el empleo digno y de calidad.

«Somos muy conscientes de que el tiempo es el que es y con esa limitación asumimos la responsabilidad de trazar este nuevo rumbo, con tesón, con toda la fortaleza que nos da tener la mejor militancia de Canarias y con el absoluto convencimiento de que Lanzarote y La Graciosa pueden ser un lugar mejor», señaló Myriam Barros, nueva consejera de Igualdad, Juventud y Educación del Cabildo de Lanzarote.

El gran reto de Elena Solís, nueva consejera no electa del Cabildo y responsable de las áreas de Medio Ambiente, Reserva de la Biosfera, Soberanía Alimentaria, Paisaje y Bienestar Animal, será el de mejorar las políticas medioambientales, tarea para la que considera crucial contar con la participación de colectivos conservacionistas, ecologistas y también de bienestar animal, con quienes desde el minuto cero ya ha entablado conversaciones para conocer cuáles son las necesidades más acuciantes que tiene la Isla.

Paralizar la tramitación de las jaulas marinas a lo largo de la costa este de Lanzarote, acabar de definir los usos permitidos en los espacios protegidos naturales de la isla y entablar una estrecha colaboración con la Consejería de Planificación Territorial serán otros de sus planes en el mandato.

Jorge Peñas estará al frente de Empleo, Vivienda y Gobierno Abierto, tres áreas «que determinan tanto la calidad de nuestro sistema democrático como el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas». «Pondremos todo nuestro empeño en implementar medidas que permitan a las personas acceder a un empleo digno y de calidad, abriendo nichos en el sector de las nuevas tecnologías y enfocando los planes de empleo hacia la reconversión verde», alegó.