La diversidad de personajes y una trama cargada de enigmas son las dos claves principales de Bienvenidos a Edén, la nueva serie de Netflix que se estrenará el 6 de mayo, una producción que nació con una imagen, el desastre del Fyre Festival, y que ha bebido -al mismo tiempo de que ha buscado alejarse- de producciones ubicadas en islas como Perdidos.

«Teníamos muy presente el evento Fyre Festival, el llegar a una fiesta en una isla y despertarte al día siguiente con el desastre mayúsculo. Y en cada capítulo lo que quisimos fue intentar aumentar más las dificultades» de los protagonistas, apunta Guillermo López (Atrapada), creador de la serie con Joaquín Górriz (Desaparecidos). Producida por Brutal Media, la serie cuenta con ocho episodios dirigidos por Daniel Benmayor (Xtremo) y Menna Fité (Merlí) y transcurre en su mayoría en una enigmática isla (recreada en Lanzarote) que forma parte de la trama. «Intentamos ser conscientes de todos los referentes (entre ellos la serie estadounidense Perdidos) y alejarnos en la manera de lo posible», añade López, quien avanza que en Bienvenidos a Edén «cabe todo», y «está llena de thriller, romance y aventura».

En la presentación de la serie han estado presentes la mayoría de los actores de un elenco variado que cuenta con Amaia Aberasturi (Akelarre), Amaia Salamanca (A pesar de todo), la cantante Ana Mena, Lola Rodríguez (Veneno) o la cantante y actriz mexicana Belinda Peregrín, entre otros.

«Siempre pensamos en cómo hacer una serie enigmática y misteriosa, que hablara un poco de las identidades de los personajes, de cómo te puede cambiar la vida si un día te llega un mensaje diciendo si eres feliz», apunta Joaquín Górriz.

«¿Eres feliz?» es el arranque de la serie y tras ella Zoa (Aberasturi) y otros cuatro jóvenes, muy activos en las redes sociales, son invitados para tratar de responderla a la fiesta más exclusiva de la historia en una isla secreta, organizada por la marca de una nueva bebida. Lo que comienza como un viaje excitante pronto se transformará en el viaje de sus vidas y comprobarán que el paraíso no es realmente lo que parece.