El Consejo de Gobierno aceptó ayer la delegación del Cabildo de Lanzarote de la competencia para la evaluación de impacto ambiental de proyectos que deba tramitar y autorizar la corporación insular, así como de los instrumentos de ordenación insular, territorial o de ordenación de los recursos naturales y de todos aquellos instrumentos y programas de dicha competencia cuyo procedimiento de evaluación ambiental venga establecido por la normativa de aplicación.

La Evaluación de Impacto de Proyectos (EIA) valora los efectos que un proyecto tiene sobre el medio ambiente.