El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) confirma la sentencia que condenó a 15 años de prisión a un hombre que agredió sexualmente a su sobrino y que abusó de su hermana pequeña, cuando ambos tenían menos de ocho años, informa La Voz de Lanzarote.

La sentencia de primera instancia se dictó en noviembre de 2021 y el acusado recurrió el fallo, que ha sido confirmado íntegramente por el TSJC.

Los hechos ocurrieron entre los años 2005 y 2009, cuando el procesado y las víctimas convivían en la misma casa de Arrecife. “En una ocasión, cuando se encontraba a solas en una habitación con su sobrino, que tenía menos de ocho años de edad, obrando con la intención de satisfacer sus deseos sexuales, le agarró fuertemente la cabeza e introdujo su pene en la boca, mientras éste forcejeaba para liberarse, cosa que no consiguió”, considera probado el fallo.

Respecto a la niña, señala que en el mismo periodo y aprovechando también momentos en los que estaba a solas con ella, “en al menos cuatro ocasiones” la “sentó encima de él” y “la besaba en la boca y tocaba la zona genital por encima de la ropa”.

El primer delito fue calificado como agresión sexual, imponiéndole una pena de 12 años de cárcel, y el segundo de abuso sexual con el agravante de parentesco, con una condena de tres años de prisión.