Acuerdo "histórico" entre el Cabildo de Lanzarote y los ayuntamientos de Haría, Yaiza y Tinajo para repartirse el canon de los Centros Turísticos

El presidente de la Corporación Insular, Oswaldo Betancort, destaca que "la buena gestión y la subida de precios en las entradas han permitido aumentar la recaudación y llegar a un acuerdo que va a generar mayor riqueza para los ayuntamientos y la población de Lanzarote y La Graciosa"

Firma del acuerdo del canon de Centros Turísticos del Cabildo destinado a Yaiza, Tinajo y Haría

C. L.

La Provincia

La Provincia

El presidente Cabildo de Lanzarote, Oswaldo Betancort, los alcaldes de los municipios de Haría (Alfredo Villalba), Tinajo (Jesús Machín) y Yaiza (Óscar Noda) y el consejero de los Centros Turísticos, Ángel Vázquez, han suscrito este viernes el convenio que redefine las condiciones del canon que los ayuntamientos reciben por las entradas a los Centros de Arte, Cultura y Turismo como parte del esfuerzo por fortalecer el modelo de desarrollo y optimizar los recursos generados por el turismo en Lanzarote.

Cambios en el canon y distribución de ingresos

A partir del próximo 1 de julio, los municipios de Haría, Tinajo y Yaiza comenzarán a recibir una mayor proporción de los ingresos generados por los espacios turísticos ubicados en su suelo:

  • Haría: obtendrá 2 euros por cada entrada vendida en la Cueva de los Verdes y Jameos del Agua, mientras que el canon del Mirador del Río se mantendrá en 0,30 céntimos por entrada.
  • Tinajo: recibirá 2,20 euros por cada entrada compra a Montañas del Fuego.
  • Yaiza: verá un aumento en sus ingresos debido a la recaudación mejorada de Montañas del Fuego, impulsada por la actualización de tarifas realizada en enero pasado.

Impacto del acuerdo en el desarrollo local

Ángel Vázquez, consejero de los Centros Turísticos, explicó que el acuerdo ha sido fruto de un análisis exhaustivo de distintos escenarios, con el objetivo de reflejar la esencia del desarrollo sostenible. Destacó que los beneficios derivados de la actualización de las tarifas se revertirán directamente en los municipios. Además, la revisión del canon se ajustará anualmente según la inflación, asegurando una adaptación constante a las condiciones económicas.

Por su parte, Oswaldo Betancort subrayó que la gestión eficiente y el aumento de tarifas han permitido incrementar la recaudación pese a una disminución en el número de visitantes. Esta política no solo ha valorizado los principales atractivos de la isla, sino que también ha posibilitado el acuerdo que beneficiará a toda la población.

Una apuesta por la Responsabilidad Social Corporativa

Betancort también elogió el papel que jugará la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de los Centros Turísticos, implementada bajo la dirección de Vázquez. Este enfoque permitirá aportaciones significativas en sectores como el deporte, la cultura, el ámbito social y la inclusión, contribuyendo de manera integral al desarrollo de la comunidad insular.

Los alcaldes aplauden el acuerdo

Los alcaldes Alfredo Villalba (Haría), Jesús Machín (Tinajo) y Óscar Noda (Yaiza) expresaron su satisfacción y agradecimiento por el acuerdo alcanzado. Villalba celebró este nuevo camino como un "día histórico para Haría", mientras que Machín destacó la importancia vital de este convenio para Tinajo. Noda también señaló la trascendencia del acuerdo para los ayuntamientos y la totalidad de la isla.

Fin de los litigios jurídicos

Un aspecto fundamental del acuerdo es la finalización de los litigios judiciales entre los ayuntamientos y los Centros Turísticos sobre la distribución del canon. Ángel Vázquez señaló que los municipios renunciarán a los pleitos pendientes, lo que abrirá la puerta a una cooperación más fluida y eficiente entre todas las partes implicadas.

El acuerdo entre el Cabildo de Lanzarote, los Centros Turísticos y los ayuntamientos de Haría, Tinajo y Yaiza representa un avance significativo en la gestión de los recursos turísticos de la Isla. Con la implementación de este convenio, se espera no solo una mejor redistribución de los ingresos, sino también una dinamización del desarrollo local, reflejando una visión compartida de sostenibilidad y beneficios mutuos para todos los habitantes de Lanzarote y La Graciosa.