La noche del lunes y la madrugada del martes en Arrecife se quedaron cortas de horas para los miles de mascaritas que participaron en el mogollón más concurrido de las carnestolendas de la capital.

A media mañana de ayer, y cuando los equipos municipales de limpieza ya habían aseado las calles y aceras del centro, todavía se podía ver a un par de monjas que se resistían a volver al convento; una pareja de Charlot un tanto desorientada; un grupo de cuatro payasos que seguían dando la murga; un pulpo Paul que tenía sus tentáculos sobre el asfalto; una gogó que pedía música desgañitándose mientras prescindía de sus molestas plataformas; tres piratas asaltando los últimos buches de sus cubatas... Y así, decenas de personas que pensaban más en continuar la fiesta que en irse a dormir con sus pelucas, ya descolocadas a esa altura del día.

Entre los incidentes de la noche, varias peleas con detenidos y un par de accidentes de tráfico sin graves consecuencias, informó la Policía Local en una noche calificada de "movidita".

Por otro lado, los más pequeños disfrutaron ayer de talleres de pinturas, colchonetas, personajes de Disney, la actuación de la Escuela de Percusión de Lanzarote y los payasos Chi y Floon, que hicieron las delicias de los chinijos en el recinto ferial.

Fue una gran jornada en la que los niños convirtieron en realidad sus personajes favoritos de los cuentos con disfraces variados. Así, por ejemplo, por el lugar de la fiesta pasaron reinas, princesas, animales y héroes de la televisión y el cine.

Entierro de la sardina

El Entierro de la Sardina, que partirá esta tarde desde el Ayuntamiento de Arrecife (18 horas) hasta la playa de El Reducto, frente al Parque Temático, será el último de los desfiles de este año en la ciudad. Los fuegos artificiales darán por concluido el carnaval de Arrecife, dedicado al mundo de la ópera, que bajará su telón después de trece días de jolgorio, color y mucho ritmo.

La murga Los Simplones, de Puerto Naos, que obtuvo el primer premio en el apartado de Interpretación, Letra y Música del concurso murguero, será la encargada de custodiar la sardina hasta que la familia carnavalera, convertida en viudos y viudas, le dé su último adiós en medio de las brasas. Cuando llegue ese momento Don Carnal se despedirá de sus seguidores hasta el año que viene. Pero lo que no se transformará en cenizas será el recuerdo de los festejos. Para los incansables la próxima parada será Puerto del Carmen, a partir de mañana y hasta el próximo domingo.