El alcalde Juan José Cardona pidió ayer a la Policía Local que sea "amable, servicial, diligente y motivada" y que "ejerza la autoridad sin tener que exhibirla innecesariamente", durante el acto de celebración en la plaza de Santa Ana del día del patrón de la Policía Local, el Cristo de la Veracruz, tras el que anunció la supresión de unidades policiales y la reordenación del cuerpo. El alcalde fue increpado, tras la rueda de prensa que dio al terminar el acto, por el representante del Sindicato Profesional de la Policía Local (SPPL), Francisco Cruz, muy enfadado por el anuncio del recorte de liberados, que calificó de "cortinas de humo" para "ocultar otras cuestiones". Cruz recriminó a Cardona que los sindicatos se hayan tenido que enterar por la prensa y advirtió que no van a admitir recortes que incumplan la ley, aunque admitió que el recorte de 15 liberados respeta los acuerdos firmados que permiten a las centrales superar el mínimo establecido en la ley.

"O nos apretamos todos el cinturón, o no salimos de ésta", dijo para defender el recorte Cardona, quien antes del incidente sostuvo en su discurso que la Policía Local debe funcionar como un "verdadero cuerpo diplomático de la ciudad, atento y amable. Cuando un policía le habla a un ciudadano, es el alcalde el que le habla y por él se transmite el estado de crispación, de bienestar y de sosiego que tiene la ciudad". El regidor pidió también un "esfuerzo adicional" a los altos mandos policiales para mejorar la coordinación de los agentes y mejorar el servicio.

Entre las nuevas medidas que se adoptarán figura la supresión y fusión de las unidades policiales. Según el alcalde, "en los últimos años se han creado demasiadas unidades y muchos compartimentos estancos, que han creado una sensación de que hay agentes de distintas categorías". A su juicio, eso está generando "muchas divisiones y hay que propiciar una mayor coordinación y concentración de las unidades, respetando los servicios que realiza cada una de ellas". Otro argumento que esgrimió para la eliminación de unidades es el déficit de agentes que hay, lo que hace que éstas se "vuelvan cada vez más raquíticas. Tenemos que reordenar la Policía Local".