Sanidad Exterior mantendrá bajo vigilancia al pesquero Frey, que lleva en su bodega 200 toneladas de pescado podrido desde hace dos meses en la zona de reparaciones navales del Puerto de Las Palmas. El director de ese departamento del Ministerio de Sanidad, Carlos Santana, aseguró ayer tras una inspección del entorno del barco que la carga se encuentra sellada aunque puede haber alguna fisuras, pero que no existe riesgo sanitario, ni malos olores a su alrededor, que obliguen a tomar medidas en estos momentos.

Los técnicos de Sanidad Exterior realizaron ayer una inspección al pesquero desde el barco al que está amarrado y, posteriormente, desde el dique Reina Sofía, para comprobar las condiciones higiénico-sanitarias en las que se encuentra el barco en estos momentos. El responsable del área señaló tras la visita que no tiene prevista ninguna intervención por el momento, aunque mantendrá un seguimiento, sobre todo por si se producen alteraciones.

En este sentido, Sanidad comunicó a sus responsables que deberán informarles del operativo de descarga, cuando se vaya a realizar, para garantizar el procedimiento y el traslado al vertedero. Aunque no existe una fecha concreta, la consignataria ha apuntado que puede ser "en los próximos días".

A pesar de que el día anterior la Delegación del Gobierno manifestó que el armador no llegó a comunicar las condiciones en las que se encontraba el barco, Carlos Santana matizó ayer que habían recibido el aviso "verbalmente", y que la operación de descarga "se alargó más de lo normal".

El técnico insistió en que no habían recibido ninguna denuncia formal sobre el Frey, aunque no descartó que pudieran existir momentos puntuales de malos olores, coincidiendo con la apertura de las bodegas.