El puerto de Las Palmas mantiene en verano la senda del crecimiento en el tráfico de mercancías y pasajeros. Durante el mes de agosto movió casi dos millones de toneladas de mercancías y unos 120.484 pasajeros, con un incremento superior al 46% de cruceristas respecto al pasado año, a pesar de que la actividad turística está inmersa en temporada baja. Estos datos afianzan la evolución positiva durante 2011, con nueve meses consecutivos registrando subidas.

Las buenas perspectivas previstas por la Autoridad Portuaria de Las Palmas se están consolidando. Si bien la demanda interior sigue sin salir del bache en el que entró hace cuatro años con la crisis económica, el tráfico internacional está animando una recuperación considerable para la vida portuaria en el Muelle.

La Luz registró en agosto un total de 745 buques, con un aumento de 22 barcos respecto al año anterior. Sin embargo, lo más importante es que se trata de unidades de mayor capacidad de carga. En ellos se transportaron casi dos millones de toneladas de mercancías diversas.

A su vez, esta tendencia se extendió en el movimiento de pasajeros. En el último mes pasaron por el Muelle un total de 120.484 pasajeros, con una subida de algo más del 3%, en su mayor parte en las líneas regulares de las distintas navieras, ya que los grandes cruceros aprovechan la temporada baja estival para reposicionar sus barcos en los países del Mediterráneo, principalmente.

En cualquier caso, los 4.930 cruceristas contabilizados representan una subida superior al 46% respecto al mismo periodo del año pasado.

En esta línea, las compañías marítimas movieron un total de 32.120 vehículos, esto es, 3.027 más que en 2010, que significan una subida del 10,4%.

Estos datos corroboran un largo periodo de nueve meses consecutivos con alzas. La actividad acumulada en lo que va de año también constata una senda muy positiva. El tráfico de mercancías aumenta en algo más de 1,1 millones de toneladas, mientras el tráfico de pasajeros crece en casi 216.000 pasajeros (el 17,8% más).