La mitad de la plantilla del servicio municipal de Limpieza Viaria y Mecanizada, los 175 empleados de la parte privada que explota Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), anuncian una huelga que dejaría sin servicio a gran parte de la ciudad los días 1 y 6 de enero, coincidiendo con fiestas masivas como las de Nochevieja y Noche de Reyes. Los limpiadores de FCC suponen el 45% del departamento y sus trabajadores fundamentalmente se encargan de asear calles y plazas de la ciudad baja.

Los trabajadores de FCC votaron en asamblea el pasado jueves ir a la huelga si la empresa se empeña en repercutir sobre ellos el millón de menos que el Ayuntamiento le pagará anualmente tras adjudicar hace nueve meses a la baja el nuevo contrato por el servicio municipal. FCC se llevó ese contrato por 7,5 millones anuales y seis años de duración. La misma empresa ya explotó el contrato los seis años anteriores aunque entonces el Ayuntamiento le abonaba a FCC 8,4 millones al año por el mismo trabajo que ha de realizar ahora.

En una nota repartida ayer entre sus empleados, FCC explica que el Ayuntamiento pagará a partir de ahora el dinero que corresponde a una jornada de 36 horas semanales por trabajador y no las 40 horas de antes, de ahí el ahorro de un millón de euros anual. Según la misma nota, esta reducción de ingresos ocasionaría a la empresa unas pérdidas considerables y reclama de los trabajadores un esfuerzo para no tener que llegar a despedir a nadie. Fuentes de FCC señalaron que el recorte de 40 a 36 horas semanales significa un 11% menos de horas y por tanto considera justo que los salarios se reduzcan en la misma proporción puesto que van a trabajar cuatro horas menos. Sin embargo, la empresa ofrece otra opción que es la congelación de salarios hasta 2016 de toda la plantilla para evitar tanto los despidos como la reducción de salarios.

Los sindicatos de Limpieza Viaria, por contra, rechazan los argumentos de la empresa y acusan a FCC de querer introducir "una modificación sustancial colectiva de las condiciones de trabajo" en la plantilla, según un comunicado remitido ayer por UGT, CC OO y Cobas. Medios sindicales adelantaron que los paros pueden convertirse en indefinidos en el caso de no llegarse a un acuerdo a partir del 3 de febrero, precisamente el día que empieza el Carnaval 2012. "Porque ven mermados drásticamente sus derechos laborales, y por la intensa conflictividad que se vive en el entorno de las relaciones laborales, los trabajadores han visto en el ejercicio del derecho fundamental a la huelga su única salida", dice la nota sindical.

Las mismas fuentes sindicales aseguraron que la plantilla se niega a tener que soportar los recortes en sus salarios y recordaron que los ingresos medios al mes de un peón de limpieza de FCC son de 800 a 900 euros.