El Ayuntamiento de la capital grancanaria sigue adelante con la controvertida prolongación de la avenida Mesa y López hasta el auditorio Alfredo Kraus, mediante una nueva actuación que consiste en ejecutar la expropiación forzosa de un edificio situado en la calle Fernando Guanarteme número 158. La ampliación de Mesa y López forma parte de una operación urbanística que contemplaba la construcción de grandes torres y la destrucción de centenares de casas en el barrio de Guanarteme, que fue anulada por los tribunales.

La Concejalía de Urbanismo, que dirige Martín Muñoz, acaba de publicar un anuncio en el que informa de que el próximo 24 de agosto tendrá lugar el acta de ocupación y pago de la finca, tras aceptar el Gobierno municipal el justiprecio fijado por la Comisión de Valoraciones de Canarias. El Ayuntamiento ha citado a Vicente Quesada Betancor para llevar a efecto el acta de ocupación, de cara a finalizar la expropiación de la finca, que forma parte de la unidad de actuación 08.2, que fue anulada por el Tribunal Supremo en 2008. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) anuló dos años más tarde el estudio de detalle que amparaba la construcción de un edificio de 13 plantas, conocido como Gran Guanarteme. Esta sentencia, que está pendiente de la resolución por el Supremo del recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento, anulaba también la ordenanza que permitía construir pisos de más de seis alturas en Guanarteme.

El Gobierno de Juan José Cardona no aclaró ayer cuál es el justiprecio de la finca de la calle Fernando Guanarteme 158 y tampoco facilitó ninguna información relacionada con la expropiación forzosa del inmueble, que está habitado por okupas debido al abandono en que se encuentra. Fuentes municipales se limitaron a decir que "se trata de una actuación que tiene que ver con el Plan General de Ordenación vigente y que se limita a expropiar una de las casas que quedaba pendiente".

Las fuentes añadieron que por la manzana donde está el edificio a expropiar pasará la prolongación de Mesa y López, por el lado de la calle Luchana. El solar de la manzana que linda con Fernando Guanarteme se destinará a espacio libre, según las mismas fuentes. Está previsto que Mesa y López se prolongue por Luchana hasta conectar con la calle José Sánchez Peñate. La manzana donde está el edificio expropiado, que linda con las calles Fernando Guanarteme, Almansa, Cayetana, Manrique y Luchana, está justo enfrente del solar del Gran Guanarteme. El resto de edificios de la manzana fueron adquiridos por Fadesa y han sido tomados por okupas.