La loba, el dragón, Frankenstein o Cantinflas. Así se llaman cuatro de las septuagenarias figuras que ha recuperado la Asociación Canaria de Amigos de los Papagüevos Jolgorio, del barrio capitalino de Guanarteme, y que bailarán el próximo domingo en el VII encuentro de estas figuras, en las fiestas del Pilar 2012. La agrupación invita a todos los isleños que conserven alguno de estos personajes a participar en la cita festiva, que este año cuenta con un novedoso matiz solidario.

Muchos son los vecinos implicados altruistamente para que esta celebración de papagüevos crezca año tras año. Ana Moreno, presidenta de la asociación, es una de ellas. Ha apostado por recuperar esta tradición y hacer de este encuentro la diferencia respecto al resto de festejos populares grancanarios. Tanto ha alcanzado, que en varias ocasiones le han demandado colaboración en talleres organizados en otros municipios, como en Teror, donde recientemente emprendió, junto a su madre, uno sobre cómo hacer estas figuras. "Básicamente hacen falta ganas e imaginación", puntualiza Moreno. Pero la forma básica de hacerlos es "con papel de periódico, cola, un globo que hace de base para la cabeza, madera y retales", detalla la presidenta.

Alejandro Martín, un estudiante de gráficas publicitarias de 19 años, ha trabajado durante cuatro meses para fabricar su papagüevo, donde su casa hacía las funciones de taller. Además, este joven ha sido autodidacta porque ha mirado imágenes en Internet para documentarse con diversos personajes canarios y poder preparar su obra de arte.

Noelia Padrón, de 10 años, ha elaborado con la ayuda de su madre el personaje de Blancanieves. La elección de esta protagonista de Disney es "porque gusta mucho a los niños pequeños", apuntaba. Junto a sus amigos realizó la figura de la vaquera Jessie, de la película Toy Story, y si la gomaespuma llega a tiempo para el encuentro lucirá a este último personaje en la jornada dominguera.

Por otra parte, Dunia Medrañas, vecina de Guanarteme, colabora desde hace tres años pintando los papagüevos que llegan a sus manos. Esta afición dio con ella de casualidad, tras una visita al taller en el que nacían los personajes. Aunque niega con rotundidad la posibilidad de vestir alguno de ellos, disfruta haciéndolos, "porque es algo tuyo, veo mi colaboración reflejada en la calle".

El domingo tendrá lugar la séptima edición del encuentro y se estima que un mínimo de 70 figuras, procedentes de toda la Isla, participen. Lo harán desde las más antiguas, que han sido restauradas, como las de reciente creación. La cara solidaria es la nota dominante de este año. "Por cada papagüevo que participe donaremos un kilo de comida a Cáritas parroquial", señala Ana Moreno.

La iniciativa ha tenido una buena acogida y ya son varios los pequeños comerciantes del barrio los que han confirmado su colaboración. Igualmente, la invitación es para el público general, ya que todo aquel que asista al evento podrá aportar alimentos que se destinarán a los más necesitados. "Hay que acordarse de que hay gente que no lo está pasando bien", lamenta Moreno. Así, habrá una "fiesta para los vecinos pero con un matiz benéfico".

El objetivo es llegar a los 100 kilos de comida. Guanarteme puede presumir de tener de los papagüevos más antiguos de la Isla. Guía y Agaete son dos puntos que también lucen estas distinciones.

Sin embargo, esta cita sale adelante gracias al esfuerzo de la propia organización, de vecinos y de entidades privadas. "Hemos pedido ayuda al Ayuntamiento y no han colaborado", concreta Moreno.