El portavoz del grupo municipal del PSOE, Sebastián Franquis, denunció ayer que el Ayuntamiento capitalino lleva un año sin analizar el agua de abasto que sale por los grifos de las viviendas del municipio por no contratar a una empresa especializada en este tipo de estudios. "No se hace ningún control de la calidad del agua que sale por el grifo como obliga el Real Decreto 140/2003, ningún análisis en casi once meses cuando la norma exige que se hagan 397 estudios en todo el año", aseguró Franquis.

El concejal socialista acusó al alcalde Juan José Cardona de encabezar un gobierno de "charanga y pandereta" y de no centrarse en las cosas realmente importantes. "Esta desidia no es un problema económico generado por la crisis, no, es un problema de gestión y de no estar encima de las cosas porque hablamos del agua que consumimos a diario, están jugando con la salud de todos los ciudadanos, no sé cómo el alcalde puede dormir tranquilo sabiendo que no se hacen estos análisis", señaló el socialista.

Desde el gobierno municipal no sólo no se desmintió la noticia sino que se ratificó que ha habido problemas para la adjudicación de estos análisis a una empresa especializada. Asegura el PP que tal adjudicación se realizará la próxima semana y que los 397 análisis del agua de grifo que hay que hacer este año se harán entre lo que queda de noviembre y el mes de diciembre.

El Consistorio capitalino explicó ayer que el inicio del expediente de contratación del Servicio de Análisis de Agua de Consumo Humano se llevó a cabo en abril y la primera adjudicación en julio, y que debido a un defecto en la documentación presentada por uno de los licitadores, se abrió un periodo de informe para resolver dicho trámite, como así establecen los procedimientos legales al respecto. El Ayuntamiento informó de que con la adjudicación del servicio, se realizarán los correspondientes análisis ordinarios en los últimos meses del año, "como así se han realizado hasta el momento", y recordó que el Servicio de Aguas llevó a cabo unos 400 análisis correspondientes a 2011 entre los meses de octubre y diciembre.

Además, señaló que Emalsa ya realiza controles semanales de la calidad del agua que se remiten al sistema de información nacional de aguas, y que durante todo el año esos análisis han sido negativos como se ve en la web del Ministerio de Sanidad.