La empresa Canaricem quiere iniciar de nuevo el proceso para recuperar los nichos y enterramientos que se encuentran abandonados en el cementerio de San Lázaro desde hace años. La directora de la concesionaria de los cementerios, Marina Bethencourt, consideró que la recuperación de tumbas contribuirá a dotar al cementerio de más enterramientos, aunque la situación actual es más desahogada tras la reciente construcción el pasado mes de abril de 120 nuevos nichos.

Canaricem inició durante el mandato pasado un expediente para recuperar más de mil nichos abandonados, una cifra que luego se redujo a la mitad, tras comprobar que tenían dueños después de mandar notificaciones a las familias. Bethencourt mostró su esperanza de que el actual Gobierno local autorice retomar un nuevo expediente.

Por su parte, fuentes de la Concejalía de Cementerios, de la que es responsable Mimi González, informaron de que, tras la construcción de 120 nuevos nichos, "las necesidades" de enterramientos libres "no son tan urgentes como antes". Las fuentes añadieron que en la actualidad sólo quedan libres unos 60 nichos, una cifra a la que hay que añadir los que se van liberando porque la gente renuncia a seguir con la concesión.

Una portavoz de Mimi González indicó que "hay nichos suficientes para los próximos seis meses", y añadió que cuando transcurra dicho periodo, la empresa tendrá que volver a construir más plazas para cubrir las reservas previstas en el pliego del contrato. En cualquier caso, han desaparecido ya los apuros del pasado año, en el que la falta de nichos obligó a inhumar a algunos fallecidos en la tierra.