Los vecinos de Las Rehoyas y Arapiles se organizan para agilizar la reposición de sus viviendas tal y como les prometió el Ayuntamiento hace ya varios años por carta. Se da la circunstancia de que algunas de estas viviendas, en concreto las que pertenecen al extinguido Patronato Francisco Franco, presentan desde hace tiempo problemas en su estructura.

El Ayuntamiento tuvo que desalojar el pasado año a seis familias al derrumbarse el techo de la azotea del número 9 de la calle Santa Luisa de Marillac. Los vecinos explicaron momentos antes de entrar en la reunión que los números 17 y 19, de la misma calle, presentan grietas de gran calado en los bloques.

La asociación de vecinos Santa Luisa de Marillac acogió ayer la primera reunión de la comisión de trabajo que se encargará de contactar con la administración municipal para resolver su situación. A la reunión asistieron unos quince vecinos que de forma voluntaria formarán parte de esta comisión de trabajo, surgida tras una convocatoria vecinal espontánea la pasada semana y a la que acudieron unos 200 residentes. A la misma, que se efectuó a puerta cerrada, asistió un representante de la Federación del Real de Las Palmas.