La crisis frena en seco el crecimiento registrado durante los dos últimos años por el puerto de La Luz. El recinto capitalino registró el pasado mes de octubre 1,5 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 25% en el tráfico de mercancías con respecto al mismo periodo del año anterior.

En el acumulado del año, el también denominado tráfico portuario asciende 18,5 millones de toneladas y sigue cayendo, lo que lo sitúa ya en un anecdótico positivo del 0,77% en relación con los diez primeros meses del año.

El principal concepto que protagoniza la ralentización que vive el Puerto de Las Palmas es el movimiento de contenedores que en octubre volvió a registrar un nuevo descenso de casi el 25%. En el acumulado del año se han recibido un millón de contenedores, lo que supone un descenso de casi el 5%, es decir, 53.000 menos que en el mismo periodo del año anterior.

La causa de este bajón en el movimiento de estos cajones metálicos de seis metros de largo por 2,3 metros de ancho y alto está en el espectacular 2011, donde el recinto de la capital grancanaria se vio beneficiado del conflicto laboral en el puerto marroquí de Tánger Med. A esto se añade también, aunque en menor medida, el descenso que registra el consumo interno como consecuencia de la recesión y los fuertes recortes de las administraciones públicas.

El número de buques que han arribado en lo que va de año también registra un saldo negativo con la llegada de 7.319 de naves, lo que supone un descenso del 2,27%.

El suministro de combustible entre enero y octubre se mantiene a la par que el registrado en el mismo periodo del año anterior con un despacho de 1.770.991 toneladas, consolidándose en el segundo puesto a nivel nacional en este avituallamiento solo por debajo del puerto de Algeciras.

Las mejores cifras de La Luz siguen estando en el movimiento de pasaje tanto de pasajeros como de cruceristas con crecimientos del 11y del 9,3% en lo que va de año.