El controvertido obispo Antonio Pildain y Zapiain (1890-1973) apenas llevaba nueve meses en la isla como máximo mandatario de la Diócesis de Canarias cuando en 1937 firmó el acta de creación de la parroquia de San Antonio Abad, en Tamaraceite, y de Nuestra Señora de la Encarnación del Valle de Tenoya, a petición de sus vecinos. Los dos templos celebran estos días su 75 aniversario con diferentes actos religiosos y culturales.

La iglesia de San Antonio Abad de Tamaraceite se asienta sobre una antigua fábrica de fósforos en desuso donde se oficiaba misa a principios del siglo XX. El sacerdote Ceferino Hernández Rodríguez, a quien hoy están dedicadas la plaza y la escalinata de acceso, heredó dichos terrenos y los destinó a la construcción de un templo en la que colaboraron todos los vecinos.

Los feligreses solicitaron en varias ocasiones al obispado su separación de la parroquia de San Lorenzo por la distancia que debían de recorrer para llegar a misa, pero no será hasta 1937 cuando los deseos de los vecinos se vieron cumplidos.

Eran tiempos difíciles. En su primer año de funcionamiento se recogieron 0,43 euros en el cepillo cuando el aceite de lámpara del Santísimo y las velas de cera costaban a la parroquia 0,38 euros y 1,35 euros, respectivamente.

El templo alberga entre sus muros muchas curiosidades. Entre ellas, que los hierros que se utilizaron para su construcción (1922) pertenecieron al Zuleika, un vapor de bandera inglesa procedente de Argentina cargado de carne refrigerada que encalló en la capital en 1920 a causa de una densa niebla frente al barranco del Guiniguada, cuando entraba al puerto de La Luz para suministrarse de carbón y fruta antes de dirigirse a Londres.

También elementos de gran valor patrimonial como el mural del altar mayor, obra del artista Jesús Arencibia (1911-1993), Hijo Predilecto de Gran Canaria que, además, nació y vivió en Tamaraceite.

El profesor del Instituto Teológico y vicario parroquial de Tamaraceite, José Antonio Rodríguez Roca, explica que el mural de Arencibia, pintado a lo largo de 1970, y que representa las escenas del calvario y el ladrón arrepentido es "muy especial". Primero por el tamaño -100 metros cuadrados- y su desproporción "es más alto que ancho". Segundo, porque a pesar de estar a medio metro de una "montaña viva" está muy bien conservado gracias a la técnica de cera y soplete que utilizó el artista. Y, tercero, entre las figuras que aparecen en la escena religiosa está la de su madre, recientemente fallecida, "vestida totalmente de negro y mirando al espectador".

La parroquia fue también el germen en el que surgió Radio Tamaraceite. Onda parroquial. Un proyecto que nació en 1997 como actividad cultural y educativa para los jóvenes del barrio y que hoy se ha convertido en una emisora sin ánimo de lucro que trata de "crear comunidad y de ofrecer a los oyentes todo tipo de programas culturales, deportivos, informativos, de salud, educativos. Los programas religiosos son una minoría", señala su coordinador Esteban Santana.

Antigua ermita

Los orígenes de la parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Tenoya son similares a los de San Antonio Abad, aunque estos se asientan sobre una vieja ermita cuyas primeras referencias escritas datan de 1583.

La ermita, en un primer momento de San Pedro, pasa a principios de 1.700 a llamarse de Nuestra Señora de la Encarnación y, en 1924, los feligreses colaboran con sus donativos en su ampliación. En 1937 se consagra como parroquia y se separa de la de San Lorenzo. Desde la década de los 60, el pequeño templo ha pasado a un segundo término al levantarse una nueva iglesia que lleva su mismo nombre. Sus secretos podrán descubrirse el próximo 22 de diciembre durante la presentación de un libro sobre la parroquia, escrito por Laureano Lezcano Galindo, y que será presentado, a las ocho de la tarde en la misma iglesia, por el párroco de La Luz, Simón Pérez Reyes.

Los párrocos Cristóbal Déniz, profesor además del Instituto Teológico de Canarias, y Heriberto Martín, con más de 28 años en el sacerdocio, algunos de ellos en Lanzarote y Fuerteventura, son los encargados en la actualidad de dirigir las parroquia de San Antonio Abad y de Nuestra Señora de la Encarnación, respectivamente.

San Antonio Abad cubre no sólo Tamaraceite sino también Ciudad del Campo, El Toscón, Piletas, La Galera, La Suerte e Isla Perdida. Cerca de 300 niños acuden hoy a catequesis y, entre sus proyectos, figura uno de empleo y de apoyo a las familias con enfermos.

Nuestra Señora de la Encarnación, por su parte, abarca Tenoya, Las Mesas, Los Giles, Ladera Alta, Cuevas Blancas, Costa Ayala y Casa Ayala.

En los últimos años las dos parroquias han visto crecer el número de personas que acuden a sus puertas para recibir alimentos u otro tipo de ayuda. Unas 150 familias atienden al mes cada una de ellas.

Retrato de la sociedad canaria

Estampas de Tamaraceite

Exposición

La parroquia de San Antonio Abad alberga hasta el 15 de diciembre algunas estampas religiosas de estos 75 años de vida del templo. Entre ellas, los diez sacerdotes que ha tenido la iglesia así como imágenes de procesiones, niños vestidos de comunión o festividades.

Celebración religiosa

Obispo Cases

El obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases Andreu, ofrecerá una misa por el aniversario de la parroquia este sábado a las siete de la tarde. El obispo también asistirá a la celebración del 75 aniversario de la parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, el próximo sábado, 15 de diciembre. La misa se celebrará también a las siete de la tarde.

Los barrios llevan a su patrona

Procesión

A partir del lunes, 10 de diciembre, y hasta el viernes, 15 de diciembre, los barrios adscritos a la parroquia de Tenoya acudirán con su imagen al templo. El sábado 15, tras la mesa, todas las imágenes saldrán en procesión.