Los tres partidos de la oposición en el Ayuntamiento de la capital grancanaria coincidieron ayer al mostrar su esperanza de que el alcalde colabore de verdad con la Fiscalía y le aporte todos los datos y expedientes que la Fiscalía Provincial le ha solicitado para investigar las supuestas irregularidades que han sido denunciadas.

"El alcalde, como presidente del Consejo de Administración de Emalsa, debió aportar hace ya tiempo todo los contratos y facturas que ahora le demanda la Fiscalía", consideró el portavoz del PSOE, Sebastián Franquis, quien añadió que el hecho de que Cardona sólo presentara su denuncia con los recortes sobre las supuestas irregularidades aparecidas en la prensa, refleja su escaso interés en aportar luz a los hechos. A su juicio, el regidor "no tenía voluntad de que se aclararan los hechos denunciados. No se puede iniciar una investigación con rigor sólo con recortes de periódicos".

Tras mostrar su satisfacción por la decisión de la Fiscalía de abrir una investigación, porque las "denuncias son muy graves", Franquis lamentó que el alcalde "sólo se haya limitado hasta ahora a despejar balones en torno al asunto". Una prueba de ello, añadió, fue su negativa a apoyar la creación de una comisión de investigación para aclarar las irregularidades denunciadas. "Emalsa es una empresa muy importante para la ciudad y es bueno que todos colaboremos para que se aclaren las cosas. Pido a Cardona que colabore y ayude en la investigación de la Fiscalía porque hasta ahora ha hecho todo lo contrario. Ahora no le queda más remedio que colaborar porque tiene un requerimiento de la Fiscalía".

En similares términos se pronunció la presidenta de Compromiso por Gran Canaria, Nardy Barrios, quien consideró que "la Fiscalía es el órgano más importante para llevar a cabo esta investigación. Me parece lógico que hayan citado como testigo al alcalde, porque sólo aportó recortes de periódicos y para investigar se necesitan documentos fehacientes". A juicio de Barrios, es "necesario que se aclaren de una vez algunas actuaciones escandalosas en Emalsa, como el alquiler astronómico de la sede o la denuncia en Versalles sobre la compraventa de un inmueble. Hay que aclarar todo lo ocurrido durante los últimos 20 años, en los que la ciudad no ha recibido ningún beneficio, mientras que los socios privados sí los han obtenido".

Por su parte, el portavoz de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, lamentó que la Fiscalía haya tenido que instar al alcalde para que entregue los expedientes, contratos y las facturas relacionadas con presuntas irregularidades, lo cual "viene a demostrar que la denuncia de Cardona era sólo una estratagema para quedar bien, pese a lo cual ha hecho un gran ridículo". "Lo que le pide el fiscal es lo que ya le habíamos solicitado nosotros. Nos parece irresponsable que sea el Fiscal el que haga por fin el trabajo que, como presidente del consejo de administración de Emalsa, le correspondía hacer al alcalde", dijo.