World Cruising Club, la entidad que promueve la organización de la regata Atlantic Rally for Cruisers (ARC) ampliará la próxima edición de la prueba con una salida alternativa para embarcaciones aficionadas. El Muelle Deportivo de la capital grancanaria ya cuenta con 245 barcos inscritos para la carrera principal, que tiene fecha: el domingo 24 de noviembre. La denominada ARC+ permitirá que otro medio centenar de yates y veleros deportivos se sume a la convocatoria, sin competir en la regata, y partiendo dos semanas antes desde la capital grancanaria, otro domingo, el 10 de noviembre. La flota se reagrupará en las islas de Cabo Verde y continuará rumbo al puerto caribeño de Rodney Bay, en Santa Lucía, después de cruzar todo el Atlántico.

Con esta solución, World Cruising Club da una salida al creciente número de barcos que pretenden estar presentes en la próxima entrega de la ARC. La prueba ya cuenta con una larga lista de espera, y un tope de inscritos. El que permite la capacidad actual del Muelle Deportivo. La ARC+, según comunicó la organización, también estará precedida de una semana de actividades, seminarios y eventos sociales en la capital grancanaria.

La nueva regata, de hecho, prolongará a su vez la agenda de actos que rodean a la ARC, que partió por primera vez desde la capital grancanaria en 1896, y que desde entonces ha cumplido con su cita anual con la ciudad. Como la recuperación de la pega de dinghis, que organizaba Pedro Texaco (regente de la gasolinera ubicada en el entorno del Muelle Deportivo), que llevará su nombre, y que tendrá lugar el domingo entre medias de las dos salidas.

Un mes de actividades

Además, el programa para mediados de noviembre mantendrá el plan ya habitual de actividades de la vela latina, y abrirá a un público familiar la convocatoria. Ahora, con esta ampliación de la prueba, la ciudad vivirá casi un mes entero de acciones sociales relacionadas con la náutica deportiva y de recreo, en una de las aventuras transoceánicas con mayor repercusión en todo el globo.

El organizador del Atlantic Rally for Cruisers, Andrew Bishop, manifestó que "tras varios años de duro trabajo perfeccionando la prueba, trabajando con las autoridades y patrocinadores de Las Palmas de Gran Canaria, es fascinante ver como la ARC continúa siendo tan popular. Ahora podemos ofrecer una alternativa razonable para aquellos marineros en nuestra lista de espera". Una cifra que ronda el medio centenar de embarcaciones, cuyos tripulantes afrontan una ardua misión: recorrer 2.700 millas náuticas durante unos veinte días para llegar a buen puerto, y apuntarse el tanto de haber cruzado todo el Océano Atlántico de una tacada.