Este año se cumplen cien años de la I Guerra Mundial. Una contienda que tuvo como detonante el asesinato del heredero al trono austro-húngaro en Sarajevo el 28 de junio de 1914 y en la que Alemania, Bulgaria, el imperio austro-húngaro y el otomano se enfrentaron a casi todos los países de Europa y en la que se implicó incluso EEUU y Japón. El Tratado de Versalles en 1919 puso fin al conflicto bélico pero dejó más de nueve millones de soldados muertos, seis millones de víctimas civiles y un nuevo ordenamiento de Europa y del mundo que derivaría años más tarde en la II Guerra Mundial. Pero ¿qué intereses originaron realmente el choque? ¿Fue Alemania la única inductora de la conflagración? ¿Qué consecuencias tuvo la refriega? ¿Y el impacto social de tantas víctimas? Esas y otras preguntas trataron de responderlas ayer más de un centenar de escolares de siete centros en el Club La Provincia mediante vídeos elaborados en clase después de haber buceado en los libros de historia, el cine y la prensa.

En el acto, que se celebró dentro del ciclo de la Gran Guerra y el siglo de los extremos que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania ha organizado con motivo del centenario del primer enfrentamiento mundial y en cuya representación estuvo el cónsul de Alemania en Gran Canaria Peter Schmid, participaron estudiantes de Bachillerato y cuarto de Educación Secundaria del colegio Alemán, Heidelberg, Lyceé francés René Vernau de Gran Canaria, The British School de Las Palmas, el colegio Nuestra Señora de las Nieves y el instituto Poeta Tomás Morales Castellano.

El encuentro contó con la participación del historiador de la Universidad de Las Palmas, Juan José Díaz, que habló de las secuelas de la guerra; de la periodista Rosa María Calaf, que advirtió a los jóvenes del uso de los medios de comunicación en la propaganda bélica y de la importancia de estar bien informados para ser libres y actuar con responsabilidad ciudadana; y del propio alcalde de la ciudad, Juan José Cardona, que aprovechó un simple saludo en un paseo por la Batalla de la Naval, la hecatombe que supuso el que la Unión Deportiva no subiera a Primaria en la pasada Liga y el texto del escritor Benito Pérez Galdós La fe nacional, para animar a los estudiantes a tener confianza en el futuro a pesar del pesimismo que nos rodea.

El objetivo del mismo no fue otro que debatir sobre lo que se esconde detrás del estallido de una guerra; y que dejó muy claro la ex corresponsal de Televisión Española al trasladar a los jóvenes que no son otros que los intereses económicos y el control de los recursos naturales. Así cómo de las consecuencias.

Pero debate en sí hubo poco; más bien nada, porque los problemas con la tecnología restaron tiempo para las reflexiones en voz alta. Los escolares, sin embargo, salvaron con buena nota sus exposiciones en las que utilizaron diversas herramientas para contar a sus compañeros lo que habían aprendido. Ana y Clara, del colegio Alemán, por ejemplo, recurrieron a las caricaturas de los periódicos y revistas de la época para explicar la culpabilidad del emperador Guillermo II de Alemania en la contienda, mientras que Elena y Laura, del IES Poeta Tomás Morales Castellano, utilizaron fragmentos de la película Sin novedad en el frente (1930) y la canción de Noche en las trincheras, de La Oreja de Van Gogh, para despertar conciencias sobre el dolor que engendra la guerra.