Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La planta de Logiscrap moverá 2.000 toneladas de chatarra de barcos al mes

La firma canaria inauguró ayer el primer complejo de reciclaje de buques del Puerto - Su actividad ayuda a liberar atraques que ocupan navíos abandonados

Logiscrap Canarias inauguró ayer su nueva planta de reciclaje en el dique Reina Sofía. La primera de estas características con la que cuenta La Luz, que permitirá con su actividad contribuir a liberar los atraques que hoy ocupan en el recinto los buques abandonados. De hecho, la compañía ya ha adquirido nueve embarcaciones para ser despiezadas en la rampa de varada con la que están equipadas sus instalaciones. Los responsables de la empresa calculan que Logiscrap podrán manipular entre 1.500 y 2.000 toneladas de chatarra al mes.

Fran Naranjo, gerente de la compañía, recordó cómo "después de dos años de trámites hemos podido completar todos los requisitos que se nos pedían y poder abrir esta planta". La firma ganó en 2012 el concurso público convocado por la Autoridad Portuaria de Las Palmas. "Logiscrap se presenta como un ejemplo de perseverancia y visión de futuro", apuntaría luego, en el turno de los discursos oficiales, Rubén Pastor, que, junto a Javier Pastor, son los socios de una empresa que cumplirá una función muy apreciada desde la administración.

Así lo recalcó ayer Luis Ibarra, el presidente del Puerto, quien señaló que la jornada "es una de las más importantes que hemos tenido". El complejo permitirá que los barcos abandonados en el recinto de la capital grancanaria puedan ser despiezados en un corto espacio de tiempo. Siempre, claro, que la compañía los haya adquirido antes en pública subasta, que es el procedimiento habitual en el muelle para deshacerse de las embarcaciones abandonadas por sus armadores o aquellos barcos procedentes de incautaciones judiciales.

El acto de ayer mereció la atención de buena parte de la comunidad portuaria. Además de Ibarra o Salvador Capella, director del Puerto, estaban en la planta del Reina Sofía un buen número de empresarios del recinto y representantes de las firmas más importantes que operan dentro del mismo. La inauguración, además, tuvo una continuidad en la sede de la Zona Franca, en donde se programaron los discursos y un cóctel oficial para cerrar la velada.

Nueve barcos

La actividad de Logiscrap se iniciará con nueve buques adquiridos en subastas en el Puerto o en el juzgado, o comprados a otros empresarios. Aunque la compañía canaria ha expresado su intención de captar barcos para el despiece en puertos del entorno o incluso en Sudamérica. "Allá donde sea necesario", reiteraron los gestores de la empresa.

Para poder llevar a cabo su tarea, Logiscrap dispone de una rampa de varado que permite que se realicen los cortes de chatarra en seco. Antes, los barcos se someten a un proceso en el que se les extraen todos los líquidos que puedan contener. Para ello, la planta, según se informó desde el Puerto, está equipada con los correspondientes depósitos. Gestores autorizados sacan luego estos residuos del recinto portuario de la capital grancanaria.

El proceso administrativo para la entrada en servicio del complejo ha sido largo: dos años para poder cumplimentar todos los requisitos medioambientales y demás trámites necesarios antes de proceder con la apertura de unas instalaciones en las que la compañía ha invertido 1,6 millones de euros en este periodo.

Los gestores de la planta destacaron durante el acto la experiencia de su jefe, Javier Fernández, el profesional designado para dirigir las operaciones en este enclave del Reina Sofía. El primer centro de desguace de buques de La Luz se encuentra justo donde acaba la escollera en el dique: donde ayer la plataforma Jack Ryan, en reparaciones en el muelle, se encuentra atracada estos días.

La gran perforadora, con sus luces, alumbró el comienzo de una inauguración poco usual, por el horario nocturno en esta época del año, pero que logró reunir a un buen número de asistentes. En adelante, La Luz podrá desguazar barcos e iniciar una actividad de la que también se espere que pueda generar nuevos tráficos y movimientos en el dominio portuario.

Compartir el artículo

stats