Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Grupo Miquel arranca con una apuesta por los productos canarios

La firma de distribución alimentaria abre en el polígono industrial un centro, con 28 empleados, de servicio a profesionales de la restauración, hostelería y comercio

El Grupo Miquel arranca con una apuesta por los productos canarios

Apoyar el producto canario y potenciarlo en España y en el extranjero. Este es uno de los compromisos que adquirió ayer el Grupo Miquel durante la inauguración de su primer Cash&Carry en el polígono industrial de Miller Bajo, dirigido a profesionales de la hostelería, restauración y comercio de la alimentación. El establecimiento, el primero de estas características que se abre en Gran Canaria, dará empleo a 28 personas.

La empresa de distribución alimentaria al por mayor, con más de cien años de historia y que ya cuenta con una plataforma logística en Ingenio además de dos Cash&Carry en Tenerife, aseguraba que ofrecerá en esta gran superficie 9.100 productos, de los que cerca del 40% son de Canarias.

El género con denominación de origen destacaba en su apertura inaugural - se abre hoy a los clientes- con el rótulo Producto de Canarias y la bandera del Archipiélago entre los cientos de productos frescos -carnicería, frutas y verduras, lácteos, charcutería y congelados- vinos y licores, refrescos, bollería, conservas y artículos relacionados con la limpieza, la droguería y la perfumería colocados perfectamente en sus estantes. También se venderán electrodomésticos y equipamiento para el sector de la hostelería, además, de tabaco y artículos de bazar.

El director regional de Canarias del Grupo Miquel, Jordi Arrendo, en compañía del subdelegado de Gobierno en Canarias, Luis Molina; la consejera de Empleo e Industria del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo; y el alcalde de la capital, Juan José Cardona, entre otras autoridades de la administración local y regional y del propio grupo de distribución así como profesionales de la hostelería y del comercio que acudieron a la apertura, fueron los encargados de cortar la cinta de este establecimiento, que ocupa una superficie de 3.876 metros cuadrados y que ha supuesto una inversión de 8 millones de euros.

Arrendo remarcó que la empresa, fundada en 1925 y cuyo capital es cien por cien familiar, estará "al lado de los industriales canarios" y recordó que los productos de Canarias se incluirán en el listado de artículos que la compañía distribuye en la Península y exportará al exterior con la marca Sabor Español. En este aspecto, indicó que el volumen de negocio para este año será de "30 millones de euros".

El director regional de Canarias del Grupo Miquel cerró su discurso afirmando que seguirán generando actividad económica en el Archipiélago y que los beneficios se reinvertirán en el territorio para generar más "riqueza y empleo". En esta línea, la compañía, que está presente en cinco continentes, ha invertido en Canarias 29 millones de euros solo en este año y, próximamente, abrirá otro Cash&Carry en San Bartolomé (Lanzarote).

El subdelegado del Gobierno en Canarias, Luis Molina, destacó en su discurso "la seriedad" con la que trabaja el Grupo Miquel tanto con sus trabajadores como por la "apuesta que ha hecho por esta tierra" en referencia a las palabras del párroco de Santa Cruz de Miller Bajo, Julio Roldán, que bendijo la apertura del centro y que se convirtió en protagonista sin quererlo, al hablar de lo que significa la responsabilidad social corporativa de la que hace gala el grupo en su página web con respecto a sus trabajadores, la sociedad en general así como los más desfavorecidos. "Puede estar usted tranquilo que está compañía es muy seria", le espetó Molina al sacerdote.

La consejera de Empleo e Industria del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo, agradeció, por su parte, al grupo la creación de 158 puestos de trabajo en toda Canarias y que todos ellos hayan salido del Servicio Canario de Empleo así como del compromiso que ha adquirido la compañía por la promoción de los productos canarios.

Luengo recordó que la empresa ya distribuyó productos de la tierra en los 61 centros de la Península aprovechando el Día de Canarias. "La campaña fue un éxito y hubo que prorrogar hasta final del año", leyó en su tableta.

El alcalde de la capital, Juan José Cardona, destacó durante su discurso, con el que se puso fin al acto protocolo ario antes de brindar con cava por el éxito del local, el aval que suponen los cien años de historia de esta empresa, que comenzó comercializando frutas, cereales y ultramarinos en Cataluña. "Cuando una empresa; y aquí hay muchas, cumplen casi cien años, hay que saber escucharla, respetarla. Porque esa experiencia nos va a ayudar a ser mejores y más competitivos".

Compartir el artículo

stats