Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inversión pública y la privada impulsan 58 millones en obras dentro del Puerto

La Autoridad Portuaria ejecuta el alargue del dique Nelson Mandela y nuevos accesos al muelle de cruceros - Los Kiessling destinan 22,5 millones a su acuario

Obras en el Puerto.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas acoge actualmente distintas obras dentro del recinto de La Luz, cuyo importe global supera los 58 millones de obras. Cifra a la que hay que sumar otros proyectos privados en la fase previa a su puesta en marcha. El Puerto parece en estas fechas ajeno a la crisis persistente en el sector de la construcción: los proyectos para ampliar la capacidad de los dominios portuarios de cara al futuro alimentan esta actividad, inusual en otros ámbitos. El alargue del muelle exterior, el Nelson Mandela, y el refuerzo del entorno de los atraques de los cruceros constituyen las principales apuestas públicas para que el muelle de la capital continúe creciendo en años venideros.

En el Nelson Mandela la Unión Temporal de Empresas formada por Sato, Hermanos Tito y Félix Santiago ejecuta el alargue en 410 metros del muelle, que ya cuenta con 610 de longitud. Los trabajos fueron adjudicados el pasado verano, por 20,5 millones de euros. La contrata ya ha acabado los primeros 150 metros de la prolongación. En marzo se espera que esté concluida buena parte de la obra.

El dique exterior, que esta misma semana ha cambiado su antigua denominación de La Esfinge por el recuerdo al ex presidente sudafricano, tiene, además, dos proyectos más por completarse. Sendos contradiques en forma de martillo que terminarán de dibujar una nueva dársena, que ampliará considerablemente la superficie útil del recinto. Uno saldrá del propio Mandela y otro, del vecino dique Reina Sofía.

El primero de estos proyectos fue adjudicado por la Autoridad Portuaria en el último consejo de administración, celebrado el pasado mes de noviembre. La UTE formada por Dragados y Drace resultó la escogida para llevar a buen término los trabajos, por un importe de 7,6 millones.

Muelle estratégico

El dique Nelson Mandela ya alberga el atraque de algunos ferris de Naviera Armas, y las primeras operativas de suministro de combustible de la multinacional Oryx. En adelante, podrán iniciarse las obras para que Armas levante su base para los barcos que tiene en La Luz de conexión con la Península y otras islas. Y las empresas de reparaciones navales, con una creciente demanda de las plataformas petrolíferas que están destinadas en el Golfo de Guinea, tendrán más espacios para solicitar nuevas concesiones al Puerto. El muelle es clave para el futuro crecimiento de la actividad en La Luz.

Lo mismo que el atraque de Santa Catalina, que desde diciembre de 2012 es capaz de acoger a cinco grandes cruceros al mismo tiempo. El alza del negocio, con 570.000 cruceristas registrados en el último año en la capital grancanaria, ha impulsado nuevas actuaciones urbanísticas en este enclave. Así, la compañía Acciona ha terminado la primera parte del proyecto de nuevos accesos al muelle: una nueva vía, con adoquinado de estreno, y un pantalán de 200 metros de largo para súper yates y embarcaciones deportivas en el lado sur del Centro Comercial El Muelle, frente a la dársena de Santa Catalina.

La contrata prosigue actualmente con el acceso en la trasera de El Muelle, que en principio está concebido como vía de salida del Santa Catalina de vehículos y peatones, que tendría que estar acabado en el primer tramo del próximo año. El coste total de estas nuevas conexiones es de tres millones de euros.

El último consejo de administración del Puerto también adjudicó a la Unión Temporal de Empresas formada por OHL, Félix Santiago y Hermanos García Álamo la urbanización del arranque del dique Reina Sofía, por 2,4 millones de euros. El proyecto consistirá, esencialmente, en retirar el muro o espaldón en este tramo del muelle. El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, ha destacado en distintas ocasiones la importancia estratégica de esta obra: despejará el camino para inversores foráneos del sector Offshore (el vinculado a las plataformas petrolíferas) pueda solicitar nuevos espacios para sus instalaciones.

En la fase previa a su ejecución están otros proyectos. Por ejemplo, el Parque Marítimo de Santa Catalina, en el que el Ayuntamiento de la capital grancanaria prevé invertir un millón de euros. La obra abriría a la ciudad la dársena entre El Muelle y la Base Naval, con un uso dirigido al ocio de los ciudadanos. El Ministerio de Defensa, según confirmó el Consistorio meses atrás, ha dado el visto bueno a esta iniciativa.

También a punto de obtener la licencia de obras está el Poema del Mar, el ya célebre acuario de la familia Kiessling, propietaria de Loro Parque en Tenerife. Los inversores de origen alemán tienen contemplado un gasto de 22,5 millones para levantar un recinto destinado a convertirse en una de las principales atracciones para los cruceristas en sus breves escalas en la capital grancanaria.

La pecera estará en Sanapú, y allí, junto a ella, la sociedad municipal Sagulpa pide una concesión para habilitar 295 plazas de aparcamientos en superficie, con una inversión de 1,2 millones e euros.

En total, la cifra global que suma la inversión pública y privada en obras (o casi, a punto de empezarlas) supera los 58 millones de euros. Una cifra a la que habría que sumar futuras adjudicaciones de la administración, como otro contradique en el Nelson Mandela.

Compartir el artículo

stats