Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rodaje de 'Cien años de perdón' contrató a 110 empleados locales

El equipo de la película de Daniel Calparsoro, que filmó en Las Palmas de Gran Canaria en diciembre, consumió 600 noches de hotel

El rodaje de la película Cien años de perdón, del realizador catalán Daniel Calparsoro, que se desarrolló en Las Palmas de Gran Canaria entre el 1 y el 17 de diciembre pasados, dejó distintos beneficios, no sólo en el entorno del mundillo cinematográfico de la capital, sino también en el sector hotelero y de restauración. Según cifras proporcionadas por el Ayuntamiento, se contrató a 110 empleados locales y el equipo consumió hasta 600 noches de hotel en estos casi 20 días.

El concejal de Empleo, Jaime Romero, señaló que "la industria del cine ha venido para quedarse en el Archipiélago, y para conseguirlo es esencial la implicación del sector, de las administraciones y de los empresarios canarios, pues son estos últimos, los que pueden aprovechar los beneficios que ofrece el incentivo fiscal a la producción del cine, a través de desgravaciones". Según el edil, se necesita que "cada vez más empresarios apuesten por usar el incentivo fiscal, pues esta es la clave para atraer nuevas producciones".

Cien años de perdón es una cinta de acción que reúne en torno al asalto a un banco a atracadores, políticos de dudosa moralidad y gente sin escrúpulos. El equipo estableció como cuartel general en el Hotel Iberia, por cuyos pasillos transitaron los protagonistas de la producción: José Coronado, Luis Tosar, Raúl Arévalo y Marian Álvarez, entre otros.

Los trabajos de preparación para el rodaje de la película entre el Ayuntamiento y la productora se iniciaron el día 15 de noviembre pasado, y aunque el rodaje fue entre el y el 17 de diciembre, parte del equipo de producción estuvo hasta el 23 del mes pasado para poder cerrar distintas cuestiones.

Además de las 600 noches de hotel y los 110 empleos a personas de la ciudad o la Isla, el impacto en la actividad económica del municipio arroja cifras como que 210 personas participaron entre figurantes y coordinadores de figuración, se subcontrataron servicios de alrededor de 15 a 20 empresas locales y el catering a nueve restaurantes de la capital.

Jaime Romero quiso destacar que una de las piezas clave para el impulso de la industria del cine en la ciudad se encuentra en las facilidades y el apoyo que reciben este tipo de proyectos y, en este sentido, "cabe destacar el esfuerzo desarrollado por los voluntarios de Protección Civil, que se convirtieron en una pieza esencial para todas las escenas de la película, y en especial aquellas que tuvieron lugar en exteriores". Un total de 14 voluntarios participaron en los diferentes días de rodaje, a los que se sumó una unidad de extinción ligera, Bomba Urbana Ligera (BUL), und 807.

"Dentro de las escenas de la película, las más exigentes fueron la escena de acción que requirió el corte de la calle Rafael Cabrera a lo largo del domingo 14 de diciembre, así como aquellas que se desarrollaron en el Gran Canaria Arena y en los nuevos juzgados", explicó el Consistorio.

Las labores que desarrollaron estos voluntarios se centraron en la revisión previa al rodaje de los hidrantes de los lugares afectados, con comprobación de las presiones y el estado de los mismos; la colaboración en tareas logísticas, con el montaje de líneas de agua desde hidrantes para proporcionar presión adecuada a las necesidades de cada escena; y también la seguridad y atención de emergencias en algunos casos.

Romero insiste en la gran oportunidad que significan estos rodajes para la capital y eso es posible gracias a lo que ofrece la Isla. Los incentivos fiscales, junto con los singulares paisajes están propiciando que cada vez más rodajes se instalen en Canarias. "La última reforma fiscal impulsada por el Gobierno de España, junto con el nuevo Régimen Económico y Fiscal de Canarias, ponen al Archipiélago en el centro de todas las miradas del la industria del cine, representando una gran oportunidad de negocio", señaló. Es en este contexto, en el que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, junto con el Cabildo de Gran Canaria, ambas organizaciones integrantes de la Gran Canaria Film Commission, están trabajando para posicionar a la Isla como uno de los principales referentes del sector.

Compartir el artículo

stats