Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Euromillón deja en el Puerto más de 492.000 euros a un único acertante

El boleto se vendió en el kiosco Cambullón del recinto portuario

El Euromillón deja en el Puerto más de 492.000 euros a un único acertante

El Euromillón deja en el Puerto más de 492.000 euros a un único acertante

El Puerto de La Luz se convirtió ayer en noticia y no por una cuestión relacionada por su actividad económica como cabría esperar sino porque un acertante del Euromillón se llevó este martes la friolera de 4 92.755 euros al adquirir un boleto en el kiosco bazar Cambullón, al lado justo de la sede de la Autoridad Portuaria. El agraciado acertó 5 números +1 de la combinación ganadora (14, 20, 30, 38 y 49. Estrellas 03, 04) con una apuesta de dos euros en un boleto automático.

Karim Chaar Alemán, dueño del punto de venta de Loterías y Apuestas del Estado en el puerto, estaba ayer radiante de felicidad. No solo porque había dado un premio muy grande sino porque había sido el único vendido en toda España de segunda categoría al haber dos acertantes. El primer premio -5 números + 2 estrellas- quedó desierto por lo que los 21,5 millones de bote se acumulan para el sorteo de este viernes. "Aunque no me ha tocado a mi es muy reconfortante saber que el esfuerzo, las horas que le dedico al negocio; entre 13 y 15 horas, han tenido premio".

La lotería del Niño pasó sin dejar rastro en la ciudad ni en la Isla. Por eso, la lluvia de millones que dejó el Euromillón ese mismo día en el Puerto era motivo de chascarrillo entre las personas que entraban ayer en el establecimiento que gestiona Karim y se topaban con la noticia. ¿Dónde tienes el champán?, le preguntaban.

El joven, de 36 años, desconocía por la mañana quién podía ser el agraciado pero estaba convencido de que algún empleado o alguna peña de trabajadores del puerto había sido el afortunado ya que el 95% de sus clientes pertenecen a las instalaciones portuarias. No en vano, su kiosco bazar es el único de La Luz en el que se dispensa lotería y otros juegos de azar y, además, esta en la misma entrada al recinto, frente a la rotonda de Belén María.

El único dato que había podido recabar sobre el agraciado es que éste había solicitado una combinación de números expedida por la propia máquina por el valor de 2 euros, la apuesta mínima en este tipo de sorteo que se celebra toda las semanas los martes y los viernes y en el que participan ciudadanos de Austria, Bélgica, España, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal, Reino Unido y Suiza. "A todos mis clientes les digo cuando juegan que es cuestión de fe y de perseverancia", explicaba para argumentar que en los juegos de azar como en la vida misma hay que ir con convicción a por el premio gordo.

Karim aseguraba que la suerte había llegado de la mano de su hijo Karim, de 3 años, que la noche anterior había entregado su carta al rey Baltasar durante el transcurso de la Cabalgata en la que pedía, además de juguetes, buenos deseos para sus padres. "Escribió a Baltasar y pidió por la familia, la salud y que siga ayudando a papá en el trabajo".

La petición del pequeño parece que tuvo éxito entre los Magos de Oriente porque Karim no había concedido hasta ahora un premio de tal calibre. Ni en el punto de venta número 43.220 del Puerto, en el que lleva un año, ni tampoco en el anterior destino de Sor Brígida Castelló, en Vegueta, donde estuvo diez años. Los Reyes Magos, por supuesto, no se olvidaron del pequeño al que dejaron en casa una bicicleta, un helicóptero, un tren y una grúa.

La noticia del premio llegó a Karim, natural de Las Palmas de Gran Canaria pero de ascendencia siria, a través de un wasap de su amiga Laura. "Había llegado a casa por la noche y cargué el móvil porque me había quedado sin batería; después de haber estado todo el día con mi mujer Nelida y mi hijo de ruta familiar por los Reyes, y me saltó un wasap". A las 22.29 Laura wasapeaba a Karim: "Felicidades x el premio!!!¡". "Qué premio??", le contestaba el lotero a las 23.06. Laura:"El del Euromillón". Y en otros dos más le decía. " Diste 5+ 1". "400.000". "¿En serio?", contestaba incrédulo Karim. La misma que debió tener el acertante cuando se enteró.

Compartir el artículo

stats