Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un puesto exhibe símbolos nazis en una recogida solidaria en Guanarteme

Los GEA, promotores de la iniciativa benéfica, afirman que fue "una recreación histórica de la II Guerra Mundial"

En la imagen de la izqda., un casco con el símbolo nazi, y a la dcha., un traje militar con la esvástica en la parte izqda.

En la imagen de la izqda., un casco con el símbolo nazi, y a la dcha., un traje militar con la esvástica en la parte izqda. LP/DLP

Una recogida solidaria de alimentos y juguetes celebrada el pasado sábado en la plaza del Pilar ha levantado viejos fantasmas del pasado. En una de las cuatro carpas colocadas en la vía se exhibieron varios objetos con simbología nazi: al menos en un uniforme militar alemán de la Segunda Guerra Mundial, en un casco de soldado, y una bandera. Los organizadores de la iniciativa benéfica, los GEA (Golden Eagles Airsoft, grupo nacido en 2012 que practica un juego de simulación militar con réplicas de armas que disparan pequeñas bolas de pvc), negaron que se hiciera apología del nazismo en esa carpa, impulsada por "un grupo de coleccionistas de la Isla", sino que se trató de una "recreación histórica de la Segunda Guerra Mundial" y los símbolos corresponden a la "cruz gamada de la bandera militar alemana".

Pepi González, presidenta de la asociación de vecinos de Guanarteme, que colaboró con la recogida de alimentos, afirmó que pidió que se retiraran esos emblemas fascistas, mientras que desde el Ayuntamiento capitalino aseguraron que se trató de "un repaso de la historia militar" y que "no hay constancia de ninguna apología o quejas de nadie". Varias fotografías de los uniformes aparecieron en las redes sociales ayer y causaron revuelo entre los internautas.

Carlos Carbonell, presidente de los GEA, insistió en que el símbolo mostrado "no era la esvástica sino la cruz gamada de la bandera militar alemana de la Segunda Guerra Mundial" y que el expositor que contenía los uniformes y placas reales de la época fue impulsado por "un grupo de coleccionistas de aquí que ya habían estado presentes en Las Arenas". "No se ha hecho apología del nazismo. Había cuatro carpas: una para el deporte Airsoft, una para la tienda Airsoft, para caza y pesca, y otra para recreaciones históricas, con un pase de uniformes de varios ejércitos de la Segunda Guerra Mundial, como el japonés, alemán o ruso" , aseguró Carbonell.

En cuanto a si estos actos son o no son constitutivos de delito, Ángel Luis Calonge, abogado consultado por LA PROVINCIA, explicó que el Código Penal en ese sentido es "ambiguo", pues está pendiente una modificación que condene la exaltación de símbolos fascistas. Sin embargo, Calonge afirmó que estas conductas "se podrían perseguir a través del artículo 607 del Código Penal, si a la misma vez que se exhiben los símbolos nazis, se intenta difundir las ideas o la doctrina de esta ideología", pero "el problema radica en interpretar cuándo se está difundiendo ideas de esta naturaleza y cuándo no, sobre todo sabiendo que las personas que participan en estos actos lo hacen aparentando llevar a cabo otra iniciativas", porque de esa manera "consiguen pasar más inadvertidos". Por esta razón, este letrado subrayó que es esencial "examinar todo el material del estand", si hubo o no "libros, panfletos y su puesta a la venta, lo que podría ser un claro indicio de difusión". Asimismo, Calonge indicó otros enfoques a través del artículo 510 del Código Penal, que tipifica delitos de discriminación, odio y violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas o de otro tipo, y a través del articulo 515, que considera asociación ilícita a las organizaciones paramilitares.

La polémica también ha levantado las críticas de la oposición política. Isabel Mena, portavoz del grupo municipal socialista, exigió que "el Ayuntamiento tiene que tener un control acerca de las autorizaciones que da para el uso del suelo público", y "este tipo de simbología nazi debería estar prohibida y no fomentada por espacios apoyados por una institución pública". José Eduardo Ramírez, viceportavoz de Nueva Canarias, subrayó que "el Ayuntamiento tiene que ser muy contundente en las medidas que tiene que tomar e investigar qué es lo que ha ocurrido".

Compartir el artículo

stats