Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibarra negocia en Ginebra el aumento del tráfico de contenedores de MSC

El presidente del Puerto viaja a Suiza para reunirse con los altos directivos de la multinacional, que mueve más de la mitad de los 'containers' del recinto

Ibarra negocia en Ginebra el aumento del tráfico de contenedores de MSC

Dos años después, Luis Ibarra volverá a Ginebra para negociar con los altos directivos de la multinacional Mediterranean Shipping Company (MSC) un aumento del tráfico de contenedores en La Luz. El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas partirá el próximo día 16 hacia la ciudad suiza "con los deberes hechos", después de que se concedieran las bonificaciones reclamadas por la multinacional, uno de los gigantes del movimiento de mercancías en el mercado global.

Además, el Puerto y las compañía estibadoras acaban de cerrar un pacto para retirar los pleitos cruzados a cuenta de la privatización en 2011 de la antigua Sestiba, hoy reconvertida en la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep). La nueva paz en el sector garantiza la viabilidad de la gestora, cuyas cuentas fueron cuestionadas en los tribunales; y precede a un anunciado ajuste de los costes en el sector. Esto es, una reducción de los suelos de los estibadores.

Ibarra ya estuvo en Ginebra en diciembre de 2012, para tratar de mantener el volumen de operaciones de MSC en el recinto portuario de la capital grancanaria. A la compañía se le plantearon una serie de incentivos que se han llevado a la práctica en estos últimos ejercicios. De un lado, unas bonificaciones del 30% sobre lo gravado en sus operaciones comerciales, que se concretaron en el plan de empresa de la Autoridad Portuaria de 2013. La medida la asumió Puertos del Estado en 2014, cuando comenzó a aplicarse.

Además, el Ministerio de Fomento impulsó el año pasado, y con carácter general, una reducción de las tasas de ocupación en todos los puertos del Estado, que también benefician la actividad de las navieras. En aquél primer encuentro entre el mandatario en La Luz y el presidente de MSC, Gianluigi Aponte, y su equipo directivo, la compañía italo-suiza había rebajado su impacto en el muelle, por el descenso en el consumo registrado durante la actual crisis económica, y, especialmente, por la competencia presentada por otros puertos competidores del entorno, como Algeciras o Tánger.

Pero es que desde 2012 la tónica general en la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha sido la del descenso continuo en el movimiento de contenedores. Aquel ejercicio se cerró con 1,2 millones de TEUS gestionados. La estadística de 2014 se detuvo en el millón. La importancia de MSC en este mercado es estratégica para La Luz: al menos más de la mitad de sus containers son los que mueve esta firma en la terminal de Opcsa.

Así, la recuperación de uno de sus principales clientes se considera crucial en La Luz para poder reactivar al sector. Ibarra presentará a Aponte el reciente acuerdo de la estiba y los incentivos aludidos como principales argumentos para satisfacer sus necesidades comerciales. El Puerto apunta a un cambio en la tendencia de los transbordos, parte esencial de la estiba en Gran Canaria.

Así, según datos de la administración portuaria, el volumen total de mercancías embarcadas en el recinto para ser redirigidas a otros muelles superó las 8,7 millones de toneladas el año pasado. Un 3% más que lo registrado en el ejercicio anterior. Una gran parte de estos tráficos se mueven en contenedores, objeto del negocio de MSC.

Ibarra se mostraba ayer optimista a la hora de afrontar su próximo encuentro con la multinacional. "Vamos con los deberes hechos", señaló, tras confirmar la cita. Aunque sobre el modelo español de la estiba, en general, pende una sentencia del Tribunal de Luxemburgo que obliga a modificar la actual contratación de estibadores en un pull al que recurren las distintas empresas operadoras. Pero esa es una cuestión que escapa a las competencias de un sólo puerto.

Compartir el artículo

stats