Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto inicia el año con un aumento del 31% en el suministro de combustible

Las bonificaciones en las tasas y los servicios de Oryx elevan la estadística en La Luz

La Luz ha empezado 2015 con un llamativo cambio de tendencia en el suministro de combustibles. Una de las "asignaturas pendientes" en la gestión portuaria del año pasado, tal como calificó la evolución del llamado sector del bunkering el propio presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra. El muelle despachó en enero 180,890 toneladas de fueles, con un incremento del 31,38% respecto al mismo mes del curso anterior. Hay que recordar que 2014, por contra, se cerró con un descenso del 16% en el sector.

El cambio de tendencia lo explica la administración portuaria, entre otros motivos, con la entrada en vigor de las nuevas bonificaciones adicionales en las tasas portuarias, con una reducción máxima del 40% a los operadores, para "incentivar la captación, la fidelización y el crecimiento de los tráficos". Una medida que se recoge en el articulo 215.3 de la ley de Puertos, que entró en vigor el pasado día 1 de enero.

Aunque también ha incidido en los registros del bunkering la mayor actividad en este mercado que para La Luz ha supuesto la entrada en servicio de Oryx, firma que ha levantado en el entorno de La Esfinge trece grandes depósitos de combustible, y que está trabajando en el recinto desde el último trimestre del año pasado.

Tasas en fondeo

Desde el Puerto se explicaba ayer que "hasta ahora, cuando un buque está haciendo operaciones de bunkering en fondeo, fuera del abrigo de los diques pero en aguas portuarias, tiene tres días sin tasas". Por el contrario, en zona abrigada por diques si se han tenido que pagar habitualmente estos tributos. Lo que ocurría en los días de mala mar, cuando no se puede despachar el fuel desde las gabarras, es que sí se aplicaban estos descuentos en línea de atraque. Pero se producían muchos retrasos de barcos en espera de un refugio.

La aludida bonificación del 40% se puede aplicar desde enero a los buques atracados, y no sólo a los que están fondeados. "El Puerto deja de ganar, pero se benefician las empresas", se recalcó ayer desde la administración portuaria. Ésta confía en superar a final de curso los 1,7 millones de toneladas contabilizados en 2014.

Compartir el artículo

stats