Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Candidata a Reina

Suna Emboirik: "Acepté con los ojitos cerrados presentarme a Reina del Carnaval"

"Me he considerado siempre una niña muy humilde y creo que con la sencillez voy a todos lados", apunta la aspirante

Suna Emboirik en un rincón de Telde, su municipio natal.

Suna Emboirik en un rincón de Telde, su municipio natal. QUIQUE CURBELO

Con el nombre que tiene no desentonará en Las mil y una noches.

Espero.

¿De dónde proviene?

El nombre es árabe, lo tengo por mi abuela, la madre de mi padre, que es saharaui. Mi madre es canaria.

¿Comprometida con la causa saharaui?

Comprometida no pero sí los apoyo. Que no se rindan, que sigan luchando por sus derechos.

Ahora está comprometida con el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Comprometida al cien por cien.

En 2014 se coronó Reina de Telde y ahora a por otra corona

Espero conseguirla, en unos días entregaré la corona de Telde.

¿Cómo ha sido reinar en tierra de faycanes?

Espectacular, fue una experiencia muy intensa, me emocionaba ver los niños cómo me miraban cuando iba en la carroza de la Cabalgata. Me observaban como si fuera una diosa, se quedaban impactados, me los quería comer a todos, besarlos. Besé a los que pude durante el recorrido, me hice fotos con ellos; con lo que podía y me permitían durante el recorrido. Fue una experiencia superbonita.

Ahora sube un peldaño más

Sí pero el concurso de Las Palmas de Gran Canaria es más difícil. Es totalmente diferente, pero voy a vivir y disfrutar de la experiencia porque no todo el mundo tiene la oportunidad de llevar un traje en el Carnaval de la capital.

¿Contará con el apoyo de los teldenses igual que para su Carnaval?

¡Hombre! Ya tengo a medio Telde convencido para que me ayude.

¿Cómo surgió lo de intentarlo de nuevo y con en el Carnaval capitalino?

Los jefes de la gasolinera en la que trabajo, que son mis patrocinadores; y que también fue los que me patrocinaron el pasado año en Telde, me preguntaron que si era capaz de ir para Las Palmas y acepté con los ojitos cerrados.

Es usted una empleada modelo, nunca niega nada a sus jefes

Nunca digo que no; soy como un 4x4, hago de todo.

¿Lleva mucho tiempo trabajando en la gasolinera?

Cinco años. Mis jefes, mis compañeros son para mí como una familia. Hoy mismo me comentaban que aprovechara si me salían cosas de modelaje, pero les dije que no iba a dejar mi gasolinera. Cuando me marcho de vacaciones lo más que echo de menos son a mis compañeras y compañeros, hay un buen equipo en el trabajo.

¿Cómo está viviendo estos días antes de la gala?

Nerviosa y con muchas ganas de subirme al escenario, muchísimas mientras se dan los últimos retoques.

¿Nervios, si ya fue reina?

Sí, en la capital hay más competición, es otro rollo.

¿Competición entre las candidatas?

No, son todas muy guapas. Ponen a alguien para que elija a una y se va a quedar trabado porque no sabe cuál elegir. Me refiero a los diseñadores, que son muy buenos. En Telde, también, pero los trajes son más baratillos. En Las Palmas de Gran Canaria hay que currárselo mucho más.

¿Está haciendo ejercicio para soportar el peso de la fantasía ese día?

No, normalmente hago ejercicio pero en estas circunstancias no he podido dedicarle mucho tiempo.

¿Nos puede desvelar algo de ella?

No puedo desvelar nada pero es precioso. A mí, por lo menos, me encanta.

'A las puertas de la India' es el título, ¿a cuál llamaría en caso de una necesidad profesional o personal?

¡Puff¡ qué pregunta tan difícil. Estaba estudiando para la Guardia Civil pero, como me estaba resultando tan difícil, lo dejé.

¿Estaba estudiando para ser Guardia Civil?

En septiembre eran las oposiciones pero me quedaban cuatro temas y no me presenté al final. Eran temas muy complicados y hay que echarle muchas horas de estudio.

¿Lo intentará de nuevo?

Primero quiero sacarme el carné de moto; de momento lo tengo aparcado porque estaba agobiada con el trabajo y la autoescuela. Tengo Administrativo pero no es una cosa que me llame la atención, me aburre estar sentada todo el día delante de un ordenador, soy una persona muy activa, me gusta estar todo el día de aquí para allá. Me gustaría entrar en el cuerpo pero eran temas muy duros y había que estudiar mucho.

¿Llamaría entonces a la puerta de la Guardia Civil para aprobar las oposiciones y entrar en el cuerpo?

Por ejemplo (ríe)

Y si tuviera una necesidad personal ¿dónde tocaría?

En mi empresa, a mi jefe. Siempre está ahí cuando algún empleado necesita algo. Sería el primero al que llamaría.

En casa no la han regañado por presentarse una segunda vez

No, que va (ríe). Están supercontentos. Mi padre sobre todo. Voy a verlo al trabajo y siempre me hace pasar y me presenta a gente (ríe). ¡Es mucho!

Está bien que un padre se sienta orgulloso de su hija ¿no?

Sí, claro. Antes de ser Reina de Telde me invitaba a las cenas de empresa, de su trabajo, hasta que dejé de ir porque salía de allí coloradísima, me presentaba a todo el mundo diciendo ¡mira que hija tan guapa tengo!. Siempre ha estado orgulloso de mí. También mi familia, mis primas, mis tías. Es importante que lo estén gane o no en el concurso.

¿De pequeña quiso ser algún día Reina?

No. Pero lo que más me gustaba del Carnaval, aparte de las murgas y las comparsas que se lo curran durante todo el año, era el concurso de elección de la Reina. Porque tampoco soy carnavalera, no salgo de fiesta, no bebo alcohol, no fumo. Por eso mi madre está tan sorprendida de que me haya presentado y de que ahora esté saliendo tanto.

Tendrá que hacer más vida social si gana

Eso espero porque yo siempre estoy de mi trabajo a mi casa o al gimnasio y, cuando no, cuido de mis sobrinos. Me encanta ir al campo, estar de asaderos con mi familia, soy muy familiar.

¿La gustaría probar en el mundo de la moda si gana?

No. Ser modelo es mucho esfuerzo y sufrimiento. A mí me gusta comerme una pizza, una hamburguesa. No puedo llevar una dieta (ríe) como mucho chocolate.

¿Qué cualidades tiene para hacerse con el trono?

Me he considerado siempre una niña muy humilde y muy sencilla. Soy sociable, graciosa; diciendo todo el día payasadas. Pero con la sencillez creo que voy a todos lados.

Compartir el artículo

stats