Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

Un artista con nostalgia isleña

Un artista con nostalgia isleña

Un artista con nostalgia isleña

Sus primeras lecciones de piano las recibió de la mano de su madre, la maestra Juana Lorenzo, en su tierra natal Gáldar, y con 15 años se presentó ante el público canario en el Teatro Pérez Galdós, en un concierto organizado por la Sociedad Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria. Esos fueron los comienzos de Pedro Espinosa Lorenzo (1934-2007), un isleño, que a pesar de su importante trayectoria profesional en la historia de la música española, siempre que se le requería retornaba a su tierra. Así lo señaló ayer el cronista oficial de Gáldar, Juan Sebastián López, durante el acto en el que se descubrió una placa en la ciudad. "Su trayectoria internacional no le alejó de Canarias. Cuando se lo solicitaban, venía. Era de los isleños que sentían nostalgia".

Espinosa, el cuarto hijo de una familia de seis hermanos que heredaron la vocación musical y docente de su madre, ingresó en 1950 en el Real Conservatorio de Madrid, concluyendo su carrera con Premio Extraordinario.

Discípulo del pianista Fermín Bernechea, completó su formación en el extranjero, donde inició su carrera como solista, la cual compaginó siempre con su vocación docente. Entre 1986 y 1998 fue profesor y catedrático de piano del Conservatorio de Guadalajara, además de los de Madrid y Pamplona, y desde 1981 da nombre al certamen regional de piano Pedro Espinosa para potenciar la carrera de los jóvenes valores.

Considerado por la Academia Ravel como uno de los intérpretes más destacados de concierto para la mano izquierda y un renovador de la escena del piano por incorporar las vanguardias a sus conciertos, cosechó éxitos tanto fuera como dentro de España.

En 1988 fue nombrado Hijo Predilecto de Gáldar y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Miguel. En 2004 recibe el título de Hijo Adoptivo de la ciudad, dos años antes de que un ictus le obligue a dejar los escenarios.

En 2014, su legado fue cedido a Gáldar para un futuro museo. Su material musical ya está inventariado y su obra así como su trayectoria personal y artística puede ser consultada en la página www.pedro-espinosa.com.

Compartir el artículo

stats