Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Cantante

Mary Sánchez: "Creo que a la juventud canaria le falta cantar con fuerza a su tierra"

"Yo soy muy tímida; de hecho, le decía a mi madre que yo cantaba para ella, pero en casa o en la de los vecinos", afirma la artista grancanaria

Mary Sánchez, ayer, tras la presentación de su gira.

Mary Sánchez, ayer, tras la presentación de su gira. SABRINA CEBALLOS

Comenzó su carrera artística con 16 años, apenas una niña. ¿Qué recuerdos tiene de su primera actuación?

Mira, la primera noche no podía dormir pensando en que tenía que actuar. Después, cuando salí al escenario, las rodillas me temblaban, pero una vez dentro, como siempre, ya se me quita todo. Se me van los nervios y voy a lo mío y esa es mi vida en el escenario.

Fue la primera en salir de las Islas, ¿cómo fue la experiencia?

Yo te digo que si no se llega a ser por mi marido, Tomás Moreno, Maso, de verdad que no salgo de aquí. Porque yo soy muy tímida y tengo mucho arraigo a mi tierra. Pero él se empeñó en que nos fuéramos a Venezuela, pero si es por mí, nunca. Me pasaba igual a la hora de salir a un escenario. Yo le decía a mi madre: mamá yo te canto a ti aquí en casa o en casa de los vecinos, pero no me digas que cante en un escenario. Pero un día mi madre me engañó, me llevó a una fiesta que había en San Pedro, se puso de acuerdo con el pianista y cuando me di cuenta me vi sobre el escenario, porque mi madre me empujó, y canté una ranchera. La gente se puso de pie para aplaudirme y ahí fue cuando pensé que a la gente le gustaba. Así empecé.

¿Con qué se queda de su paso por Latinoamérica?

Me gusta mucho América Latina, pero de Colombia tengo un recuerdo muy grande porque se portaron muy bien conmigo. Además me quedé embarazada allí y allí fue donde nació mi hija, de hecho ella tiene las dos nacionalidades y fue algo precioso, la gente es maravillosa. Recuerdo también de forma especial mi paso por Buenos Aires y por Uruguay, cuando me presenté fui a cantar a una radio. Había como un escenario con unas cortinas. Oía como un murmullo antes de que se abrieran las cortinas, algo muy raro. Entonces se abrieron y me vi a personas vestidas de Canarias, con pancartas con el Roque Nublo y el Teide. Me quedé que no podía ni cantar.

Usted ha recibido todos los reconocimientos a nivel insular, a la espera de recibir el Premio Canarias. ¿Cree que por fin se lo darán este año?

No sé si me darán el Premio Canarias, que es el que me falta, porque con este ya son cinco años.

¿Por qué cree que se le está resistiendo?

Eso es lo que no sé. Pero lo que te digo es que estoy muy feliz y contenta con mi público, con mi gente, que me aplaude y me quiere. Ahora, me lo dan y yo se lo agradezco con toda mi alma.

¿Cómo ve el panorama actual a nivel artístico en la Isla?, ¿cree que hay alguien que despunte especialmente?

Veo en televisión a mucha gente que vale y que tienen voces preciosas, pero lo que noto es que no le dan fuerza. Le estás cantando a tu tierra, a tu madre canaria, le cantas al Teide, al Roque Nublo, le cantas a Tamadaba y tienes que poner el alma y el corazón y cantar con las manos, con los ojos, con la boca, con el cuerpo. Eso es lo que noto que le falta a la juventud de hoy.

Usted dice adiós a los escenario, tras 65 años de carrera. ¿Le ha llevado tiempo tomar esta decisión?

He pensado parar aquí para hacer otras cosas. Eso no quiere decir que no vaya a ir a cantar en alguna causa benéfica, como cantar en El Pino a los viejitos. Hace poco estuve allí y les canté Andrés repásate el motor, y Pobre Rafael y ellos estaban contentísimos.

Se despide con una espectáculo dirigido por Israel Reyes. Habrá teatro, ¿usted había hecho algo parecido antes?

De esta manera nunca, pero sé que va a ser algo extraordinario.

Compartir el artículo

stats