20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Cuidadora en la zona de pedadogía

Antonia Sánchez Sosa: "Lo más gratificante es ver la sonrisa de los niños cada día"

Antonia Sánchez, tras el reconocimiento a su labor en la entidad.

Antonia Sánchez, tras el reconocimiento a su labor en la entidad. SABRINA CEBALLOS

Lleva 25 años trabajando en la Ciudad San Juan de Dios. ¿Conocía la Orden antes de empezar?

Conocía la Orden porque vivía por aquí por El Lasso y a veces venía por las tardes, sobre todo, a mirar y siempre me llamaba la atención. Cuando terminé mis estudios presenté mi currículum aquí y me llamaron y hasta ahora.

Exactamente, ¿cuál es su trabajo en la institución?

Soy cuidadora en pedagogía, con los niños.

¿Cómo es un día a día?

El día a día es trasladar a los niños a los diferentes departamentos de rehabilitación, terapia ocupacional, a logopedia... Tenemos que tener en cuenta los horarios de los niños para que no falten a las sesiones diarias que tienen en cada departamento y también velar por el aseo, la comida y todo lo que es a nivel asistencial de cada uno.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

La sonrisa que me dan todos los días. Eso es lo que me llena y ver día a día que, quieras o no, lo que les hace les sirve bastante y se sienten satisfechos cuando estás con ellos. Al final tú también te diviertes con sus cosas, con sus bromas y sus historias.

¿Alguna anécdota graciosa?

Siempre sobresale algún niño que te hace la típica gracia de un chiquillo de tres o cuatro años y te tienes que reír. Pero en general, cada días me llevo a casa algo diferente de distintos niños porque todos me aportan y me dan satisfacción.

Al final usted es testigo del crecimiento de esos niños...

¡Sí! Los veo crecer, los veo marcharse y después los veo regresar, porque tenemos el centro de día también y ahí te los encuentras por los pasillos. Al final es casi un proceso familiar porque los ves día a día y para mí son de mi familia porque así los intento tratar, con todo el cariño que les pueda dar.

¿Qué es lo que más le ha marcado este cuarto de siglo?

Aunque llevo más años, estos 25 por supuesto que me han marcado, sobre todo, en el día a día en el que me siento realizada como profesional, intentando dar lo mejor de mí. Eso es lo que más me marca, el día a día con los niños.

¿Ha trabajado en otros departamentos?

Yo soy auxiliar de enfermería y he ido rotando por rehabilitación, terapia ocupacional, imagínate, son 25 años en los que he pasado por todos los departamentos y en cada uno de ellos me han recompensado de diferente manera unos u otros. En rehabilitación, el adulto te habla y te expresa lo que siente. Y cuando se trata de los niños, algunos de ellos no hablan pero te lo transmiten con su sonrisa.

¿Qué es para usted San Juan de Dios?

Es compartir. Somos una familia que está a la de una para sacar al niño adelante.

Compartir el artículo

stats