Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento exige el pago de cuatro años de IBI a 786 familias de La Feria

Los vecinos, que accedieron a la propiedad de las casas sociales hace cuatro años, tienen que desembolsar 950.000 euros

El Ayuntamiento exige el pago de cuatro años de IBI a 786 familias de La Feria

El Ayuntamiento exige el pago de cuatro años de IBI a 786 familias de La Feria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha reclamado a 786 familias de La Feria el pago de mil euros por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los últimos cuatro años. Los vecinos, que en su mayoría están en paro, son jubilados o perciben escasos ingresos, califican como un "abuso" la reclamación del gobierno de Juan José Cardona. "No nos negamos a pagar, lo que queremos es que nos den facilidades para poder abonarlo", sostiene Otilia Cabrera Baute, presidenta de la comunidad de su edificio, situado en la calle Alferez Provisional y presidenta de la asociación de vecinos Ocho de Mayo. Los residentes consideran exagerada la contribución de 249 euros anuales que les exige el Ayuntamiento, una cantidad "más propia de barrios como Siete Palmas" que de esta zona de la Feria. Las familias tienen que pagar el IBI atrasado de 2010 a 2013, más el del año pasado.

Si se suman los cuatro años atrasados más el de 2014, la cantidad reclamada por el Ayuntamiento alcanza los 950.000 euros por las viviendas de protección oficial situadas en las calles Avenida de la Feria, Alférez Provisional y la zona conocida como Lomo del Chinche.

Las viviendas, de más de 25 años de antigüedad, pertenecían al Gobierno canario hasta que sus adjudicatarios accedieron a la propiedad hace cuatro años. El Gobierno nunca pagó por las viviendas de protección en régimen especial de alquiler, pese a que la ley le obliga a ello, durante los más de veinte años que fue el titular. De hecho, la deuda del Gobierno canario con el Ayuntamiento por otras viviendas similares que hay en el municipio supera los 13 millones de euros, según ha denunciado en reiteradas ocasiones el Gobierno municipal.

Hace unos tres meses, explica Otilia Cabrera, los vecinos recibieron una carta del Ayuntamiento en la que les explicaban que tenían que pagar los cuatro años aplazados del IBI, más el del ejercicio en curso. El pánico se extendió por los bloques, comenta Otilia, y las familias se asustaron ante la amenaza de embargo si no pagaban. El Ayuntamiento les ofreció inicialmente fraccionar el pago en doce recibos de cerca de 100 euros, pero ante la incapacidad de muchos residentes de hacer frente a esas cantidades, ofreció prolongar el periodo de pago y reducir las mensualidades a 25 euros. Según el concejal de Hacienda, Agustín Gutiérrez, "ya se han adherido a esta forma de pago unas 230 familias".

Otilia es una de ellas. "Inicialmente pagaba entre 94 y 98 euros al mes, pero ahora voy a empezar a pagar 25 euros. Yo cobro 300 euros cada mes. Si pago 98 euros, no me queda nada para hacer frente a la luz, el agua y comer. Yo no me niego a pagar, pero lo que me parece injusto es que me exijan los cuatro recibos de golpe".

"A mi madre la han cogido y la han partido por la mitad. Casi le da algo, del susto que se llevó cuando le llegó la carta. Menos mal que le prestaron el dinero, porque es pensionista y cobra una miseria, después de haber trabajado más de cuarenta años", se queja Víctor Castellano.

Otro tanto de lo mismo cuenta Elizabeth Donofrio, que explica que está pagando 80 euros al mes por el IBI, cantidad que espera terminar de abonar el próximo mes de julio. "Mi marido cobra 750 euros al mes, en mi casa viven siete personas y tengo que pagar 80 euros del IBI de 2010, 2011, 2012 y 2013. Además tuve que pagar el de 2014, que como me retrasé, me cobraron un recargo y al final tuve que dar 263 euros. Lo que nos ha hecho el Ayuntamiento es un abuso". Donofrio denuncia el sacrificio que se ve obligada a hacer para pagar la deuda que le reclama el Ayuntamiento.

"Lo estoy pagando, pero muchas veces me quedo sin comer, porque no me llega. No entiendo como nos cobran este IBI tan exagerado. Estas son casas de protección oficial y nos tienen catalogados como Siete Palmas", se lamenta Elizabeth mientras contempla unas viviendas en las que sorprende, por su pésimo estado y la ubicación, que se les exija más IBI que a otras del centro de la ciudad.

Compartir el artículo

stats